proyecto

Calidade Ambiental da luz verde a un proyecto de puesta en valor de tierras limpias

El DOG hizo público ayer el informe de impacto ambiental de la iniciativa, que se llevará a cabo en Pico D’Ouro, en Ferrol

La pontesa Intacta lidera un proyecto para la eliminación de contaminantes emergentes

La empresa Intacta Gestión Ambiental, con sede en el polígono industrial de Penapurreira, se encuentra liderando el proyecto Degrade, una tecnología que, mediante fotoelectrocatálisis, pretende eliminar los contaminantes emergentes –compuestos químicos presentes en multitud de medicamentos o cosméticos– de las aguas residuales.El proyecto, en el que también participan Nanogap, de Milladoiro, Ledisson Lighting, de O Porriño, y el centro tecnológico Cetim, ha sido financiado por la Axencia Galega de Innovación (GAIN) y la Consellería de Industria, y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).La tecnología, tal y como detalla Intacta, hace uso de lámparas LED de luz ultravioleta diseñadas específicamente para el proyecto en combinación con fotocatalizadores “basados en nanotecnología” para lograr no solo la desinfección de aguas residuales, sino también la eliminación de un elevado porcentaje de estas sustancias que no desaparecen tras el depurado.

A información pública el proyecto del párking del centro de salud de Narón

Su coste ascenderá a unos 600.000 euros que serán financiados y ejecutados por el Concello

El Concello retoma el proyecto del PP para la nave provisional del mercado

El gobierno local negocia con los comerciantes para trasladarlos a la plaza de abastos

La Xunta pide al Gobierno rectificar la ubicación de la fábrica de baterías

Francisco Conde apuesta por permitir a todas las comunidades competir por el proyecto

Naturgy presenta un proyecto para instalar 120 hidrogeneras en España

Dos de las instalaciones se encuentran en Galicia: una en Meirama y la otra en O Porriño

Un disparate

En este caso de una evidencia biológica: el mundo está compuesta de hombres y mujeres, de varones y hembras.Es cierto que existen personas que manifiestan hermafroditismo y comparten características genitales propias de ambos sexos pero su porcentaje es minúsculo en relación con el grueso de la población y, en consecuencia, el mencionado proyecto no podría justificarse en argumentos sociológicos de peso.El disparate procede de la teoría “queer”, una corriente de pensamiento minoritaria pero muy activa que proclama que el sexo es una construcción social y no viene determinado por la biología.Es un discurso que divide ahora mismo al feminismo hasta el punto de que figuras importantes de éste movimiento están siendo anatematizadas bajo la peregrina acusación de “transfobia”.