Illa afirma que el problema no es de Cataluña con España, sino entre catalanes y no es posible amnistía ni referéndum

|

El exministro de Sanidad y líder del PSC, Salvador Illa, ha afirmado hoy ante sus compañeros de la dirección socialista que el problema no es de Cataluña con España, sino entre catalanes y tras dejar claro que Pere Aragonés tiene que convocar una mesa de partidos en Cataluña, ha advertido de que no cabe ni la amnistía ni un referéndum de autodeterminación. En su opinión, el límite es el "marco de convivencia".


Según informa el PSC, Illa se ha extendido en agradecer a Pedro Sánchez la "valentía" y el "liderazgo" que ha tenido al aprobar los indultos a los presos del 'procés' por entender que con esto propicia el "reencuentro entre catalanes y catalanas y entre catalanes y el resto de españoles". Y ha trasladado el respaldo de la sociedad catalana a esta medida del Gobierno que ha calificado de "inteligente".


Pero también ha querido precisar que la victoria del PSC el 14 de febrero en las elecciones catalanas ha demostrado que son alternativa en Cataluña, algo importante no solo en términos de partido, sino "estratégicos de país". Además, ha dicho que esto ha supuesto que después de 10 años el partido mayoritario en España sea el mismo que en Cataluña y eso, para él, tiene "como mínimo 4 consecuencias".

Y la primera de ellas, ha advertido, es romper uno de los mensajes de los soberanistas, de que el problema es de Cataluña con España. "El problema es entre catanes prioritariamente", ha recalcado.


La segunda consecuencia, ha apuntado, es recordar a los independentistas que "no representan a toda Cataluña". En tercer lugar, afirma que ese resultado evidencia que hay un alto respaldo a este mensaje de reencuentro, de diálogo y de recuperación económica que defienden los socialistas.


Y el cuarto mensaje es para la derecha, según ha dicho, para recordarles que quién representa mayoritariamente el constitucionalismo en Cataluña son y han sido los socialistas.


LA REGLA ES "DECIR LA VERDAD"
Ahora, según Illa, el próximo paso debería ser abrir un diálogo entre catalanes, una Mesa de Diálogo en Cataluña. "Lo hizo ya Torra, no entendemos las reticencias que tiene Aragonès en abrir una mesa de diálogo en Cataluña para que los catalanes hablemos con los catalanes", ha remachado.


Y en cuanto al método, ha apuntado que es el diálogo, la negociación y el pacto teniendo como límite el "marco de convivencia". Para ello, propone dos reglas que califica de "sencillas" y es decir la verdad y que lo que digan en privado lo digan también en público. En este punto ha querido recalcar que "no es posible la amnistía, no es posible un referéndum de autodeterminación".


Por ello, la úncia opción que ve Illa esa la de "trabajar para unir" y cohesionar a la sociedad catalana y "nada de independencia" que les ha dividido durante 10 años y también, ha dicho "nada de inmovilismo" que no apela a "una parte" de la sociedad catalana.


LAS DECISIONES VALIENTES NO RESTAN, SUMAN
Illa también ha querido dejar claro que las decisiones "valientes" no restan, sino que suman y ha recordado que el PSOE ha tomado muchas veces la iniciativa. Ha puesto como ejemplo la defensa del acceso de Andalucía a la autonomía por la vía rápida; permitir a Ibarretxe presentar su plan en el Congreso de los Diputados y derrotarlo allí; o abrir un proceso para acabar con el terrorismo.


Ha recordado en este sentido que la consecuencia después de estas iniciativas fue siempre la de "mayorías amplias en Andalucía, en el País Vasco y en España" y está convencido de que lo mismo va a suceder esta vez con la decisión que adoptada en Cataluña. "Hay distintas sensibilidades en España, pero hay una mayoría de españoles que tienen una convicción, y es que para gobernar España hay que comprenderla y vertebrarla", ha apostillado.


MENSAJE DE ESPERANZA
Illa también ha querido enviar un mensaje de esperanza destacando que la austeridad de la anterior crisis fue el combustible de los populismos, mientras que "de esta recesión", una de las lecciones es "la de la esperanza".


Así, ha señalado que cuando las instituciones son capaces de sintonizar con los problemas de las personas "los populismos se esfuman". Por ello, señala que no hay que ofrecer más división a su proyecto de división, sino dirigirse al conjunto de la sociedad como dice que harán en el 40 congreso de Valencia.


Finalmente, el líder del PSC ha querido felicitar a Juan Espadas y brindarle todo su apoyo.


Illa afirma que el problema no es de Cataluña con España, sino entre catalanes y no es posible amnistía ni referéndum