La implantación de un nuevo sistema en el tren ancho métrico provocará más retrasos

Las restricciones de velocidad se producirían en el entorno de las estaciones | d. alexandre
|

La Plataforma pola defensa do ferrocarril Ferrol-Ribadeo pide a ADIF que desista de poner en funcionamiento el sistema ASFA –Anuncio de Señales y Freno Automático– digital modo RAM porque conllevará que se dilaten en un 25% los tiempos de viaje en esta línea.


La entidad considera que este cambio en los servicios de ancho métrico –actualmente tienen un sistema analógico, cuyo uso está limitado hasta el 1 de julio próximo– supondrá “un novo agravio” al ferrocarril en la comarca. La plataforma explica que el problema no tiene que ver con la implantación del ASFA digital en sí, sino “coa versión que se vai instalar”, al limitar a 30 kilómetros hora el paso de los convoys entre señales, es decir, en el entorno de las estaciones, en lo que respecta a la línea Ferrol-Ribadeo. Así, explican desde la entidad, “a velocidade queda drasticamente reducida en tramos de 1,5-2 kilómetros por cada estación”. Recuerdan asimismo que en versiones anteriores de ASFA digital ya instaladas en unidades de ancho métrico –las series 2700 y 2900– la limitación de velocidad es el doble.


Responsabilidad

Para la plataforma es “incomprensible” esta restricción porque “non vén imposta pola Axencia Estatal de Seguridade Ferroviaria, nin tampouco pola europea”, y señala directamente a ADIF como responsable de “determinar esta limitación de velocidade”, que el organismo público justificaría “na seguridade” pero que la plataforma rechaza. “Estase probando que o ASFA dixital modo RAM non brinda maior seguridade”, explican, y que, además, “perxudicará o servizo, aumentando o tempo invertido nos traxectos de todos os servizos”. Así, como ejemplo, pone que el viaje entre Ferrol y Ortigueira que actualmente dura 78 minutos pasará una vez instalado el nuevo sistema embarcado a 98, mientras que el trayecto entre la ciudad naval y Ribadeo aumentará hasta las cuatro horas cuando actualmente se cubre en tres horas y diez minutos.

Por ello, la entidad pide que se suspenda el cambio y que se instale el mismo que tienen desde hace ya muchos años las unidades 2700-2900.


Por último, lamenta la “nula sensibilidade e coñecemento das especiais características da nosa liña, un ferrocarril rural de proximidade”, que demuestra ADIF con su intención de aplicar medidas generales. 

La implantación de un nuevo sistema en el tren ancho métrico provocará más retrasos