Una avería mantiene cerrada de nuevo la piscina de Caranza

La piscina no puede ser usada por clubes ni particulares | d.a.

Una avería en la climatizadora mantiene desde el pasado lunes la piscina de Caranza cerrada al público, sin saber cuándo volverá a estar operativa.


Trabajadores y usuarios denuncian esta situación, ya que todavía no se ha comenzado con la reparación de un fallo que comenzó a detectarse el pasado jueves y que el lunes obligó ya a cerrar las instalaciones sin que exista una fecha prevista para la apertura y el reinicio de las actividades, ni tan siquiera para comenzar con la reparación.


Además del trastorno que supone para los usuarios que se han visto privados de actividad, los trabajadores también han manifestado su malestar, por la falta de mantenimiento de las instalaciones y el escaso interés del que acusan al edil de Deportes, Antonio Golpe.


La piscina de Caranza ha pasado en los últimos años por múltiples problemas, cierres por averías y críticas por las concesiones de las calles. Ahora, como explican trabajadores del centro, el número de usuarios tras la pandemia, creció exponencialmente y la actividad estaba a máximo rendimiento. Pero, sin embargo, se ve interrumpida por la avería de la climatizadora y los trabajadores temen también por su futuro, toda vez que están, además inmersos en distintos procedimientos judiciales.


Los trabajadores indican que desde el Concello se explica el retraso con la situación actual que impide que acudan al centro los técnicos pertinentes a arreglar la climatizadora. Tampoco se ha avanzado cuándo podría recuperarse la actividad de particulares y clubes.

Una avería mantiene cerrada de nuevo la piscina de Caranza

Te puede interesar