Los universitarios españoles se sitúan a la cola en la tasa de alumnos que se gradúan

Alumnos de la Universidad de Navarra, durante una clase | EP

La tasa de graduación de máster de las universidades españolas se sitúa muy por encima de las europeas y mundiales, pero ocurre todo lo contrario con la de grado: pocos alumnos terminan con éxito sus estudios en el tiempo que debieran.


Es una de las conclusiones de un análisis de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) a través de los datos del U-Multirank, una clasificación promovida por la Comisión Europea, la Fundación Bertelsmann y el Banco Santander.


La edición 2021 del ranking mide el rendimiento de 1.950 universidades de 97 países, de ellas un 36,5% europeas. En el caso de España engloba a la casi totalidad del sistema universitario.


El U-Multirank presenta los resultados por grupos de rendimiento, de “muy bueno” (I y II) a “débil”, y divide los indicadores en cinco dimensiones: enseñanza y aprendizaje, investigación, transferencia de conocimiento, orientación internacional y contribución al desarrollo regional.


En la tasa de graduación de grado la presencia de universidades españolas se concentra en los grupos de menor rendimiento (grupo III y IV), con solo el 6,76% en los dos grupos de mayor rendimiento.


Este último porcentaje se eleva hasta el 36, 3% en el caso de las universidades europeas y del 49,9% en las mundiales.


Plan Bolonia

Hay que tener en cuenta que, con el plan de estudios actual desde la instauración en España del Plan Bolonia, un grado tiene, como norma general, cuatro años de duración. Las antiguas licenciaturas, que duraban cinco años, han reducido su duración en un curso académico.


Por su parte, con las diplomaturas, que tenían una duración de tres años, ha sucedido lo contrario: han aumentado en un año su duración, para que así, la mayoría de los grados queden equiparados en los cuatro años de programa académico.


Con los datos reflejados en este estudio, se pone de manifiesto que son muchos los alumnos que, aunque en un primer momento se matriculan en una carrera y comienzan a cursarla, la acaban abandonando durante su transcurso. También son muchos los que, aunque sí la concluyen, no lo hacen dentro del límite inicial de los cuatro años. 

Los universitarios españoles se sitúan a la cola en la tasa de alumnos que se gradúan

Te puede interesar