lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Un viaje gastronómico recorre A Coruña de la mano de Picadillo

El pasado jueves arrancó una nueva edición del conocido concurso de tapas Picadillo, que busca el mejor pincho de la ciudad de entre 72 propuestas. Hasta el próximo día 14 de noviembre se podrán degustar las mejores recetas en pequeño formato y a precios asequibles, entre 2 y 5 euros. 


El concurso es ya un clásico en A Coruña, y alcanza con esta su décimo séptima edición, convirtiéndose en el certamen de estas características más antiguo de Galicia. Organizado por el Consorcio de Turismo e Congresos da Coruña, rinde homenaje a Manuel María Puga y Parga, más conocido como “Picadillo”, alcalde de la ciudad entre 1915 y 1917. Político, escritor y gastrónomo, Picadillo fue un gran defensor de la gastronomía popular, siempre desde el humor y el disfrute. 


Este año se presentan a concurso un total de 72 tapas, que han pasado una fase previa de evaluación. Un jurado de expertos escogerá las mejores basándose en los criterios de sabor, elaboración, presentación y relación calidad-precio. Los premios se dividen en tres categorías: la mejor tapa creativa, la mejor tapa tradicional y la que tiene el mejor maridaje con vinos de la Denominación de Origen Monterrei. Además, el público participante podrá escoger la tapa ganadora del premio Cidade da Coruña. 



4 rutas alternativas


Los 58 locales participantes se dividen en 4 rutas diferentes, que recorren las distintas zonas de la ciudad en un viaje gastronómico a través de sus 72 tapas. 


La zona 1 abarca la Cidade Vella, Montealto, Campo da Leña, A Mariña y Franxa. La primera parada es en el Mercado de San Agustín, en el restaurante A Parva. Aquí la propuesta incluye unas patatas rabiosas con mejillones y un falso helado de otoño. En el bar Ciudad se puede degustar el tradicional caldo gallego, y el Boca Negra ofrece berberechos al vapor y tortilla de sashimi de atún. 


En la zona 2 se pueden visitar distintos locales de las calles Barreira, Galera, Olmos y San Andrés. Destacan las patatas bravas de pimientos de Padrón de la Taberna Chitín, en la Calle Olmos; el puerro asado con requesón, miel y almendras tostadas de Intenso Cocina Peculiar; o el “bikini gallego” de La Gula, ambas en la calle Barreira. 


Cantones, Alameda, Praza de Galicia, Praza de Vigo y Juan Flórez conforman la zona 3. Parada obligatoria es la del Cantón 23, en el Cantón Pequeno, con su propuesta de albóndiga de merluza de Celeiro, arroz frito y salsa de chipirón. También se puede apostar por una empanada de maíz de mejillones, en Central Park, o por los tradicionales callos de la Taberna O Freixo, en Federico Tapia. 


Por último, la zona 4 incluye establecimientos de Ronda de Outeiro, As Roseiras, Os Mallos, Catro Camiños o Matogrande. Los “callos de la Abuela Pilarita” y los ravioli de mejillón y crema de nabo son la propuesta de Acrunia, por ejemplo. La Penúltima ofrece chipirón relleno en su tinta con bola de arroz, y la Taberna O Freixo apuesta por lo seguro: su tapa es de tortilla de Betanzos. 



Un viaje gastronómico recorre A Coruña de la mano de Picadillo

Te puede interesar