La Policía toma declaración a cuatro testigos más por el crimen de Samuel Luiz

Concentración en repulsa por la muerte de Samuel Luiz en María Pita/AEC
|

La investigación por el crimen de Samuel Luiz, el joven de 24 años al que mataron en la madrugada del 3 de julio en la avenida de Buenos Aires de A Coruña, suma este martes un total de 30 pruebas testificales, informan a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno.


De esta forma, en la última semana han declarado ante la Policía Nacional cuatro testigos más para proporcionar información sobre la brutal paliza que acabó con la vida de Samuel.


Por esta agresión seis personas han sido detenidas por el momento, tres permanecen en prisión provisional, otra joven ha sido puesta en libertad con comparecencias en el juzgado y dos menores han sido internados en un centro, si bien la investigación sigue abierta.


El Gobierno ha concedido la autorización de residencia y de trabajo a Ibrahima Diack y Magatte Ndyae, los dos hombres senegaleses que intentaron ayudar a Samuel. Los dos hombres, originarios de Senegal, y que se encontraban en España en situación administrativa irregular, han obtenido el permiso de residencia y trabajo, tal y como adelantó El Mundo, y han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.


Las amigas de la víctima los buscaron para agradecerles su valentía y comenzaron a reclamar que se regularizase su situación. "Soy una persona normal, como todos, no soy ni mejor ni peor", le dijo Ibrahima a Jefferton Ferreira, un amigo del padre de Samuel que grabó el momento en que se encontró con sus amigas.


Ferreira cuenta a Efe que estos dos senegaleses eran pescadores en su país, pero en A Coruña se ven obligados a dedicarse a la venta ambulante al carecer de papeles.


Ibrahima tiene 35 años y lleva tres en España. Vive solo y por fin espera poder tener un trabajo legal, pues incluso le han llegado algunas ofertas.

La Policía toma declaración a cuatro testigos más por el crimen de Samuel Luiz