Transportes aprueba la primera fase del proyecto de reforma de As Pías

Visita el pasado mes de secretario general Infraestructuras, Sergio Vázquez, para conocer el proyecto de As Pías | jorge meis
|

La reforma y humanización de la avenida de As Pías, una de las actuaciones más demandadas por los diferentes gobiernos de Ferrol desde hace más de una década, se encuentra ya un paso más cerca de hacerse una realidad. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) anunció ayer la aprobación de la primera fase de este ambicioso proyecto que busca la conversión de la FE-14 en una “vía urbana” y que contará con un presupuesto de 5,6 millones de euros.


Esta primera actuación, de las dos que componen el proyecto completo, se localizaría entre los puntos kilométricos 0+600 y 1+100, es decir, en el tramo que divide los barrios de Caranza y O Bertón. Con ella, Transportes busca no solo humanizar el trazado de la vía, sino también eliminar su planteamiento de barrera física entre ambas zonas. Para ello, el proyecto contempla una reforma integral del vial, manteniendo su configuración de vía de dos carriles en cada sentido, pero operando el de la derecha como vía de servicio, dando acceso a para paradas de autobús, aparcamientos y otras intersecciones.


No obstante, el punto más destacable de la actuación será la eliminación del puente de la avenida Marqués de Santa Cruz, construyéndose en su lugar una gran rotonda que permitirá una circulación entre ambas zonas mucho más fluida, así como la regulación natural del tráfico de entrada en la ciudad y un mejor acceso y seguridad para los peatones. Del mismo modo, se reformarán tanto la avenida Marqués de Santa Cruz como las colindantes, construyéndose nuevos accesos desde As Pías a ambos barrios, zonas verdes e “itinerarios peatonales y de ocio”, como un nuevo carril bici que conectará con el del paseo marítimo.


Respecto a la actuación, el alcalde de Ferrol, Ángel Mato, celebró la aprobación de esta primera fase, destacando que “se están a cumprir os prazos establecidos polo Ministerio en Ferrol coa presencia do director xeral de Infraestruturas”. El regidor señaló, además, que “agarda” que la segunda fase del proyecto –la eliminación del talud de la avenida, que separa Ultramar de Caranza y Esteiro– se apruebe “nos vindeiros días” para poder llevar la actuación al completo al pleno para, de esta forma, poder asumir “a titularidade desa vía unha vez reformada”. Una vez realizado este trámite, recordó Mato, solo restaría licitar las obras del proyecto, que inicialmente tendría un plazo de ejecución de 26 meses “poñendo punto e final a un proxecto que leva máis de unha década enriba da mesa”.

Transportes aprueba la primera fase del proyecto de reforma de As Pías