Los controles contra botellones y aglomeraciones se reforzarán este fin de semana en las siete ciudades y Sanxenxo

|

Las fuerzas y cuerpos de seguridad reforzarán este fin de semana los controles contra los botellones y las aglomeraciones vinculadas al ocio nocturno en las siete ciudades gallegas y municipios en los que se prevé mayor afluencia de personas, como Sanxenxo (Pontevedra).


De ello ha informado el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, tras participar en una reunión de coordinación de seguridad con el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alberto Varela; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; y representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros. En la cita también ha participado la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán.


En una rueda de prensa ofrecida tras el encuentro, Rueda ha pedido un "esfuerzo especial" de cara al fin de semana para que "los buenos resultados de la pandemia" no se "echen a perder" y que "no haya que dar pasos atrás indeseados derivados del aumento de contagios" que se está constatando, especialmente, "entre la gente más jóvenes".


Tras incidir en la necesidad de que los jóvenes cumplan las medidas de seguridad, como la distancia social y el uso de la mascarilla, ha recordado que la pandemia aún no ha terminado.


"La gente joven tiene derecho a su ocio, pero cumpliendo la normativa", ha señalado.


SANCIONES DE ENTRE 200 Y 300 EUROS

En este sentido, ha dejado claro que los botellones "están prohibidos" y que los jóvenes que participen en ellos se podrán enfrentar a sanciones individuales de entre 200 y 300 euros.


Según ha indicado, la participación en estos es la tercera causa más frecuente de las más de 12.000 denuncias que la Xunta tramita en el marco del convenio firmado al respecto con 184 municipios gallegos. El primer motivo de estas denuncias el es incumplimiento del uso de la mascarilla y el segundo fumar sin atender a la normativa.


Alfonso Rueda ha dejado claro que el Gobierno gallego no quiere que ocurra en Galicia "lo ocurrido en Baleares", donde se registró un 'macrobrote' vinculado al estudiantes que afecta a diversas comunidades autónomas. "Todos estuvimos de acuerdo en que esto va a ser objeto de un especial control este fin de semana con independencia de las condiciones meteorológicas", ha señalado.


LUGARES ESPECIALMENTE SENSIBLES

Con este objetivo, ha señalado que se reforzarán los controles en los "lugares especialmente sensible" como las siete ciudades gallegas, en las que hay una mayor población, y las zonas de "veraneo" como todo el Salnés.


En este punto se ha referido al caso de Sanxenxo, rodado por poblaciones como Poio y Pontevedra en un nivel epidemiológico superior que implica el cierre del ocio nocturno. Este hecho, conforme ha apuntado, hace prever que se puedan aumentar los desplazamientos hacia este municipio. Por lo que será "objetivo de un espacial refuerzo".


También se pondrá el foco en lugares en los que ya se registraron incidencias relacionadas con el botellón en días pasados, como la ciudad de Ourense. "Toca hacer un esfuerzo espacial" para que "en los últimos días no tengamos que dar pasos atrás", ha manifestado.


"El ocio nocturno, que empieza a funcionar después de muchísimo tiempo, es un elemento nuevo que se introduce en el escenario y espero que la normalidad, salvando los altercados puntuales de esta noche, continúe", ha indicado.


MARCHA ATRÁS EN LA DESESCALADA

De este modo, preguntado sobre la posibilidad de que el aumento de la incidencia pueda acarrear un paso atrás en la apertura del ocio nocturno, Rueda ha mostrado su deseo de que esto "no" tenga lugar. "Ojalá que no, por eso hacemos un llamamiento a la responsabilidad individual", ha señalado para citar el caso de Baleares y lamentar que "la irresponsabilidad de algunos" pueda llevar a "consecuencias indeseadas para los profesionales" e incluso para gente que "ni siquiera estuvo de vacaciones allí".


"Un paso atrás supone que una zona que llevaba mucho tiempo preparándose para disfrutar del ocio nocturno no va a poder hacerlo cuando sí lo están haciendo otras zonas de Galicia", ha señalado Rueda. Con todo, ha dicho que "afortunadamente hay margen", toda vez que "la situación era muy buena", para "no tener que tomar esta decisión en toda Galicia. "Pero lógicamente, si las circunstancias sanitarias empeoran, hay que dar un paso atrás", ha indicado.


LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO AVANZA SU COLABORACIÓN

Por su parte, en declaraciones a los medios en Vilagarcía, desde donde ha participado de forma telemática en el encuentro junto al alcalde y presidente de la Fegamp Alberto Varlea, José Miñones ha trasladado la máxima colaboración de la Delegación del Gobierno con las autoridades sanitarias para la protección de la salud.


El delegado ha apelado a la responsabilidad individual de la ciudadanía para no retroceder y ha indicado que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil intensificarán su acción y su coordinación con las policías locales y Policía Adscrita para controlar y tratar de evitar la celebración de reuniones numerosas en la vía pública.


LA FEGAMP PIDE REFORZAR LA POLICÍA LOCAL

Por su parte, el presidente de la Fegamp ha trasladado la inquietud de los municipios ante el retroceso en la contención de la pandemia y ha pedido "refuerzos" para unos cuerpos de la policía local que "llevan meses haciendo un esfuerzo ingente".


Así, ha señalado que cada vez hay más medidas de desescalada y "por tanto más circunstancias a controlar". "Desde playas, hostelería, llamadas de denuncia por fiestas privadas o aglomeraciones de gente".


Varela ha considerado necesarias "muchas más reuniones", especialmente antes de decidir nuevas medidas de desescala. Un mensaje en el que también ha coincidido el delegado del Gobierno, José Miñones.


Por su parte, preguntado sobre la petición de la Fegamp, Rueda ha vuelto a aprovechar para apelar a la responsabilidad individual convencido de que "aunque hubiese muchas más plantillas" si la gente "no se da cuenta de que la primera responsabilidad parte de cada uno, el control seguiría siendo dificilísimo".


"Somos perfectamente conscientes todos los que estábamos en la reunión de que es una época complicada, estamos en los meses de verano, las plantillas tienen planificado sus vacaciones y, además, el aumento de población demanda atender a mayores servicios", ha dicho Rueda, que ha considerado que "las circunstancias vienen como vienen" y que espera que se trate de "un esfuerzo puntual" para frenar la tendencia ascendente de contagios.


"Por eso es necesario concentrar esfuerzos estos días", ha incidido para apuntar que "la Xunta, en lo que de ella depende, hará un especial esfuerzo con el refuerzo de personal de la plantilla de la Policía Autonómica".


FEIJÓO PIDE COLABORACIÓN

Precisamente, en declaraciones a los medios en un acto en Ourense, el presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijó, ha considerado "absolutamente necesaria" la colaboración de los ayuntamientos y de la Policía Local para convencer a los jóvenes de que "los botellones son una situación de enorme alerta sanitaria".


Así, ha incidido en que se trata de una "actividad ilegal" que desde el punto de vista de la salud pública es de "máximo riesgo". "La cuestión es que cada administración pública, en el ámbito de sus competencias, cumpla las leyes", ha manifestado al ser preguntado sobre cómo se pueden evitar estas prácticas.


"En el ámbito de la pandemia, normalmente, si es necesario por parte de una ciudad pedir refuerzos a la Policía Nacional creo que tienen derecho a pedirlo, pero es evidente que entre la Policía Local y la Policía Nacional tienen que garantizar el cumplimiento de las leyes autonómicas y las leyes estatales, ha apuntado.  

Los controles contra botellones y aglomeraciones se reforzarán este fin de semana en las siete ciudades y Sanxenxo