Los cinco positivos detectados entre los jóvenes que llegaron de Mallorca permanecen aislados en sus domicilios

|

La Consellería de Sanidade ha confirmado que los cinco positivos detectados entre los jóvenes vinculados al 'macrobrote' de Mallorca que llegaron este jueves a Galicia desde la isla permanecen aislados en sus propios domicilios.


Los otros 16 estudiantes permanecerán en cuarentena hasta que se les repita la PCR, en 72 horas, tal y como se había estipulado en el protocolo, avanzado este jueves por el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, para los casos vinculados al brote mallorquín.


En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el titular del Ejecutivo gallego detalló un plan de acción con el que "los padres están mayoritariamente de acuerdo". Así, una vez en Galicia, a los jóevenes se les ha realizado una prueba PCR.


El resultado positivo en la prueba implica guardar cuarentena, como es el caso de los cinco positivos contabilizados hasta el momento. Los negativos deberán repetir el test a las 48 o 72 horas, había señalado Feijóo.


En caso de repetirse el negativo en esta segunda prueba "y no ser contacto estrecho", el joven "sería dado de alta". Si se tratase de un contacto estrecho, a pesar del negativo en la segunda PCR, el estudiante debería guardar una cuarentena.


21 GALLEGOS TRASLADADOS

Este jueves, 21 estudiantes gallegos salieron de Mallorca en el barco fletado por el Gobierno balear para los jóvenes vinculados al brote de coronavirus relacionados con los viajes de fin de curso.


En el barco viajaban un total de 118 jóvenes que, tras alojarse por el macrobrote en el 'hotel puente' Palma Bellver, llegaron sobre las 17,00 horas de este jueves al Puerto de Valencia, para partir finalmente a sus comunidades autónomas.


En el puerto, fueron recibidos por un dispositivo coordinado por la Generalitat, con medios desplegados por las tres comunidades autónomas de donde son originarios los estudiantes --Madrid, Andalucía y Galicia--.


La Xunta puso a disposición de los estudiantes un autobús, para aquellos que en el test de antígenos al que han tenido que someterse a su llegada a Valencia, resultasen negativos. El dispositivo, reforzado por un amplio despliegue de fuerzas de seguridad, tenía previstas además soluciones por si se daban casos positivos que necesiten viajar aislados del resto.


En el caso de la Comunidad Gallega, se habilitó una ambulancia en la que, finalmente, viajaron de vuelta a Galicia cinco estudiantes, positivos en el test de antígenos. En la ambulancia venían acompañados por personal sanitario.



Los cinco positivos detectados entre los jóvenes que llegaron de Mallorca permanecen aislados en sus domicilios