García Cadiñanos tomará posesión el 4 de septiembre como obispo de la Diócesis

Francisco García Cadiñanos procede de la Diócesis de Burgos | diócesis
|

La Diócesis de Mondoñedo-Ferrol tiene ya nuevo obispo, tras el nombramiento hecho público ayer de Fernando García Cadiñanos, procedente de la Diócesis de Burgos, donde era hasta ahora vicario general y delegado diocesano de Cáritas. Es, además, profesor en la Facultad de Teología del Norte de España, en su sede de Burgos, donde imparte el curso de Teología Moral Social, y ejerce como director del Aula de Doctrina Social de la Iglesia de dicha Facultad.

El prelado, que sustituye en el cargo a Luis Ángel de las Heras, nombrado ya obispo de León desde el mes de diciembre del año pasado, tomará posesión de su cargo el próximo 4 de septiembre en Mondoñedo. Al día siguiente ofrecerá una misa en la concatedral de San Xiao, en Ferrol. Hasta el momento de su toma de posesión, ejerce su labor el administrador diocesano Antonio José Valín.




Mirar hacia la costa


García Cardiñanos se mostraba ayer muy agradecido a la diócesis de Burgos, recordando especialmente su labor en Cáritas durante los últimos seis años que le han permitido “desarrollar la vocación y el sacerdocio”.

Con respecto a su nuevo destino, García Cadiñanos cuenta con toparse con una diócesis “muy diferente a la de Burgos, que mira hacia la costa, con más de tres cuartas partes de población en municipios costeros al norte de Lugo y A Coruña, formada por 420 parroquias y más de 100 sacerdotes al servicio”.


En su primer mensaje a la Diócesis, el recién nombrado obispo se refirió a los tiempos de pandemia actuales, indicando que “nos llama a un cambio de mentalidad, porque la crisis no nos ha debido dejar iguales, sino que nos ha tenido que cambiar haciéndonos más sensibles con respecto a la situación de los demás, descubriendo la urgencia del cuidado y de la fraternidad como formas de vivir hoy el Evangelio"

García Cadiñanos tomará posesión el 4 de septiembre como obispo de la Diócesis