Heber Pena vuelve a casa con ambición

Heber Pena, durante su presentación, junto al presidente del Racing, José María Criado | daniel alexandre
|

El regreso al Racing de Heber Pena –“el hijo pródigo”, lo definió el presidente, José María Criado– fue el primero de los movimientos ya hechos en ser presentado de manera oficial. El exterior naronés, cinco temporadas después de su última marcha de Ferrol, en las que pasó por Racing de Santander, Badajoz, Melilla y Sabadell —con el que logró el ascenso a Segunda– vuelve para enrolarse por dos campañas en la que espera que sea su etapa definitiva en el club verde, con el ascenso a la categoría.


“Tenía muchas ganas de volver a casa, disfrutar otra vez de mi familia, que ellos disfruten de mi hija, de A Malata, de la gente de Ferrol...”, enumeró Pena a la hora de explicar las razones de su fichaje por el Racing, algo que le hacer estar “muy ilusionado y con muchas ganas de empezar”. Pero también reconoció que su vuelta de debe, en gran parte, al proyecto deportivo del Racing, que aspira a llegar cuanto antes del fútbol profesional. “El objetivo va a ser ambicioso a intentaremos devolver al club a la categoría que nunca debió perder”, dijo el futbolista.


Los cinco años que llevaba fuera de Ferrol hacen que al Racing llegue un Heber Pena diferente al de entonces –“soy una persona mucho más madura y, además, he mejorado bastante tácticamente”, expone–. En este sentido apunta que “me he tenido que ir adaptando poco a poco a lo que me iban pediendo”, lo que se refleja en el hecho de que esta temporada, en el Sabadell, jugó bastante en la banda derecha, incluso en la demarcación de lateral. Y si a alguien que me conociese se lo dijeses hace cinco años, no se lo creería”.


Referencias

El jugador naronés, que charló con Carlos Mouriz acerca de lo que el club espera de él esta temporada, también comentó algunos de los fichajes realizados, que hasta ahora califica como “aciertos”. Por ejemplo, destacó a Candelas, con quien coincidió en el Badajoz –“es un jugador bueno defensiva y tácticamente, con el que me entendía muy bien dentro del terreno de juego”, señaló– y a Miguel Loureiro “es un buen lateral de la categoría, jugué varias veces contra él, tanto en su etapa en el Andorra como jugando en el Pontevedra.


Heber Pena también destacó el buen recibimiento que ha tenido tanto de los jugadores con los que ya había coincidido como de los nuevos, porque cree que “eso hace que la vuelta sea un poco más fácil”. De ahí que espera adaptarse cuanto antes el grupo que dirige Cristóbal Parralo para, de esta manera, ayudar al Racing a conseguir sus objetivos.

Heber Pena vuelve a casa con ambición