Condenan al alcalde de Vilanova a una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” a Carmela Silva

|

El Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra ha condenado al alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, a una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” de Abel Caballero a la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, en una rueda de prensa de 2018. Lo considera autor de un delito leve de falta de respeto y consideración debido a la autoridad al estimar que esta expresión “excede el normal ejercicio del derecho fundamental de libertad de expresión”. La sentencia no es firme y el regidor puede recurrirla.


El proceso judicial parte de la denuncia efectuada por la propia Silva tras conocer que el regidor había dicho que la institución provincial “ya no es un órgano administrativo, no es una administración, es un órgano político gobernado por el ayuntamiento de Vigo, por el anciano Abel Caballero, y su chacha para todo, que es Carmela Silva…”. 


En el juicio, celebrado el pasado día 1 de junio, no solo se reafirmó sino que aseguró que viene recibiendo “descalificaciones e insultos gravísimos y claramente machistas” de parte de Durán desde su llegada a la Presidencia provincial y este le pareció “absolutamente intolerable”. Su defensa pedía una multa de dos meses de multa a razón de 15 euros diarios.


El alcalde, por su parte, reconoció haber hecho esas declaraciones, pero pidió su absolución argumentando que “son expresiones y comportamientos políticos que cree tiene todo el derecho del mundo para decirlo”, según consta en la sentencia. Sin embargo, el tribunal considera que “evidencia una falta de respeto o menosprecio hacia el principio de autoridad representado por la presidenta de la Diputación de Pontevedra, que excede el normal ejercicio del derecho fundamental de libertad de expresión”. 


Pero además señala que hay un “claro ánimo de menoscabar el principio de autoridad” de Silva pues el propio denunciado indicó que sus palabras no eran algo personal sino “por razón de las decisiones que debe tomar en el ejercicio de su cargo, esto es referido no a la persona, sino en su condición de presidenta (…) minusvalorando así su capacidad de decidir/ gestionar de forma independiente”. La resolución judicial también determina que se expresó de forma “irrespetuosa” y “desconsiderada”.


El Ministerio Fiscal solicitaba su condena por el mismo delito que ha sido sentenciado y pedía tres meses de multa a razón de 12 euros al día. Carmela Silva interpuso la denuncia contra Durán por un delito de injurias contra la autoridad pública, pero tras la investigación preliminar, las diligencias judiciales abiertas se siguieron por el delito leve de falta de respeto y consideración debido a la autoridad.

Condenan al alcalde de Vilanova a una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” a Carmela Silva