Illa presenta a su "Govern alternativo" para fiscalizar al de Aragonès

Salvador Illa
|

El líder del PSC en el Parlament, el exministro Salvador Illa, presentará este domingo su "Govern alternativo" en la sombra, que estará integrado por diputados del grupo parlamentario del PSC-Units, y con el que quiere erigir su proyecto como alternativa y fiscalizar al Govern de Pere Aragonès.


El jefe de la oposición lo presentará en el Palau Requesens de Barcelona, ubicado en el Gòtic, donde a las 11.30 horas se reunirán sus miembros en la Galeria de Catalans Il·lustres, tras lo que Illa hará una declaración pública a las 12.30 horas.


El exministro ha explicado en diversas ocasiones que ejercerá una oposición contundente pero constructiva, y pretende dar visibilidad a la alternativa que los socialistas quieren liderar a través de este gobierno en la sombra, inspirado en la figura británica del 'shadow cabinet'.

Lo ha promovido inspirándose en el gobierno en la sombra que impulsó el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall en el 2000, después de que el PSC fuera la fuerza más votada en las elecciones de 1999, aunque CiU obtuvo más escaños y fue investido presidente de nuevo Jordi Pujol.


Ocurrió lo mismo en las elecciones del 14 de febrero: Illa las ganó en votos, pero empató en escaños con ERC, cuyo candidato a la Presidencia, Pere Aragonès, fue investido presidente de la Generalitat con el apoyo de Junts y la CUP.


FISCALIZAR A LOS CONSELLERS
Illa aseguró el miércoles en el pleno del Parlament que los diputados que formen parte de su gobierno alternativo contactarán con sus respectivos consellers y fiscalizarán su trabajo: "Espero que se lo tomen como un estímulo y ejercicio responsable de nuestra tarea de oposición".


Cada miembro del ejecutivo alternativo que articuló Maragall se vinculó a un área determinada del Govern, para hacer seguimiento de cada departamento y, cuando el PSC lideró el tripartito tras las siguientes elecciones catalanas, diversos de ellos asumieron esas carteras.


Illa presenta a su "Govern alternativo" para fiscalizar al de Aragonès