Pazo Libunca: las bodas de película que se ruedan en Narón

El Pazo Libunca se encuentra en Narón | CEDIDA
|

La temporada de bodas arranca después de un año en el que muchas parejas han tenido que posponer sus planes nupciales por culpa de la pandemia, pero parece que el 2021 se presenta optimista para este tipo de eventos. Los protocolos de seguridad y las grandes medidas sanitarias que se imponen en todos los establecimientos harán que, a pesar de ciertas limitaciones, las familias y amigos puedan reunirse para celebrar lo que haga falta que, al fin y al cabo, es una de las grandes aspiraciones sociales. 


En Ferrol, el Pazo Libunca se ha posicionado como uno de los lugares referentes para acoger bodas y otros eventos. No es de extrañar porque su entorno es idílico y es un espacio ideal para que las bodas sean de película. Una garantía de calidad respaldada por el asesor culinario de este pazo, que es el chef Nandu Jubanu que cuenta con una Estrella Michelín. El Pazo Libunca se encuentra en la localidad de Narón y alberga un edificio modernista con carácter propio y que data de principios del sigo XX. Está compuesto por 14 habitaciones completamente equipadas y decoradas según una tendencia clásica y regionalista. Montesqueiro Catering se ocupa de todos los detalles para crear ambientes diferentes, desde las bodas más clásicas a las más vanguardistas.


En los jardines se pueden celebrar ceremonias civiles. Además, tiene una preciosa carpa en madera y cristal, que cuando anochece aún es más bonita gracias a su encanto y toda la iluminación. Tiene forma de iglú circular y está dotada de los servicios más modernos, como cocinas propias donde se elabora todo el menú para los eventos.


DSCF3878



La cocina de Libunca se caracteriza por la calidad de su materia prima: merluza de Celeiro, carnes de vaca gallegas o mariscos de las rías forman parte de su carta. Los aperitivos son su punto fuerte y albergan islas gastronómicas para que los invitados puedan iniciar la celebración disfrutando no solo de la cocina sino también del entorno de este pazo gallego señorial, pero al mismo tiempo con un toque rústico, lo que lo hace aún más especial. Una de las curiosidades es que se declaran dog friendly,  por lo que las mascotas también pueden asistir a los eventos, como unos invitados más. 

Pazo Libunca: las bodas de película que se ruedan en Narón