Los peregrinos vuelven a echarse a andar por el Camino Inglés, que sumó 29 viajeros en marzo

Curuxeiras es el punto de partida del Camino Inglés, una ruta que ha empezado a recuperar caminantes | j.m.
|

La Oficina del Peregrino, en Santiago, un organismo dependiente de la Catedral, registró en marzo a 29 personas que llegaron haciendo el Camino Inglés. De ellas, 25 habían salido de Ferrol y cuatro de A Coruña. La ciudad naval fue el tercer punto de partida preferido para los casi 200 peregrinos que se animaron a volver a una ruta que está viviendo un Año Santo muy alejado de lo que estaba previsto. Desde Sarria salieron 70 personas y desde O Cebreiro, 31.


La pandemia cortó en seco la progresión de un recorrido, el que parte del muelle de Curuxeiras, que estaba batiendo récords mes tras mes. En marzo de 2019 llegaron a Santiago procedentes de Ferrol 82 personas (como mínimo, ya que el registro en la Oficina del Peregrino es voluntario y sirve para obtener la credencial). En el año 2020, y a pesar de que el coronavirus irrumpió por esas fechas, fueron 102. Son datos que cuadruplican los números actuales. El mes de febrero el contador se quedó a cero y en enero llegaron a Compostela desde Ferrol solo cinco personas. Sin embargo, los 25 de este mes de marzo avanzan una recuperación en la que están puestas muchas esperanzas turísticas. Se espera un buen verano y que el año próximo se regrese a la normalidad.


En conjunto, también el Camino Inglés queda bien parado. Si ya venía escalando puestos entre las preferencias de los caminantes, el hecho de tener restringida la movilidad con otros países y otras comunidades hace que sea un trazado más apetecible. Así, solo lo superó en caminantes el Camino Francés, que tuvo 121. 


Convocan ayudas para rehabilitar viviendas en los municipios que atraviesan las rutas


Hasta el 30 de septiembre está abierto el plazo para optar a ayudas a la rehabilitación de viviendas en las zonas protegidas de los Caminos de Santiago. Estas ARI especiales incluyen a seis municipios de Ferrolterra: Ferrol, Narón, Neda, Fene, Cabanas y Pontedeume. La convocatoria se publicó en el Diario Oficial de Galicia del 22 de marzo.


Las ayudas tienen una dotación presupuestaria de 1.300.000 euros y cubren hasta 25.000 euros por proyecto (sin exceder el 50% del coste subvencionable, salvo excepciones en las que se puede llegar al 85%). Tal y como explican desde el Instituto Galego de Vivenda e Solo, se podrán acometer trabajos de mantenimiento e intervención para adecuar los edificios a la normativa vigente, mejorar la eficiencia energética o intervenir en las condiciones de accesibilidad de las viviendas.


Los beneficiarios pueden ser las personas propietarias de edificios o viviendas unifamiliares y también las comunidades de propietarios o agrupación de comunidades.

Estas ayudas son compatibles con otros programas autonómicos como las de rehabilitación energética o los préstamos especiales. 

Los peregrinos vuelven a echarse a andar por el Camino Inglés, que sumó 29 viajeros en marzo