Mariano, la Virgen, y el olmo

|

Un suponer: Sale Mariano en la tele y dice: “No he negociado nada con el PNV; ni de cárceles, ni presos, ni de pensiones”. ¡Con un par, neno! Claro: Ibas a tomar txiquitos con Urcullo, y en el camino se te apareció la Virgen María y te iluminó con estas palabras: “Mariaaanoooo, Mariaaaanoooo, sube las pensiones un 1,6% o te mando al infierno; que como dice Podemos: Sií se puede, cooñooo”. Y claro, te acojonaste. Porque una cosa es que seas un trolero compulsivo, y otra que te amenace la Virgen. Y pensaste: ¡Carallo, si alguien tiene que ir al infierno que sea Montoro que las subió un 0,25! Y subiste las pensiones un 1,6%. Vamos a ver, neno: Debes pensar que los españoles somos gilipollas, pero te recuerdo que también eres tan español como todos, menos los vascos y los catalanes. Estoy enterado de la aparición Mariana que tuviste, porque, aunque no lo creas tú, ni nadie, tengo mucha mano en el cielo. Ahora sólo falta que, como yo, cuentes la verdad. Aunque sea pedirle peras al olmo. 

Mariano, la Virgen, y el olmo