Mal rollo en Valdeflores

|

l monasterio de Ntra. Sra. de Valdeflores (Viveiro) pertenece a la Orden de los Predicadores, es decir a la Comunidad de Dominicos, en este caso Dominicas. 
El monasterio cobró vida a finales del Siglo XIV y desde entonces ha tenido mucho que ver en la vida de Viveiro y, por tanto, de la Diócesis de Mondoñedo. 
Es, en la historia más reciente, origen de la Semana Santa de Vivero y desde siempre un ejemplo de vida contemplativa. 
Cinco siglos es mucho tiempo en la vida de un pueblo. Cuenta la tradición que se levantó el cenobio donde apareció milagrosamente una talla policromada de la Virgen, que supongo sigue estando en su sitio. 
La comunidad de Valdeflores saltó a la actualidad no solo por sufrir, como todas las comunidades religiosas, la falta de vocaciones que la ha llevado a un punto sin retorno, si no por la situación de sus monjas. 
Hace diez años la comunidad la formaban doce monjas de diferentes edades y distintas maneras de ver las cosas. Tales diferencias, parece ser, las llevaron a discusiones que hizo difícil la convivencia por lo que las autoridades Dominicas, supongo que después de oír al Obispo, aunque no tiene jurisdicción, decidieron trasladar a las monjas a una casa que tienen en Cangas de Narcea. 
Hasta aquí todo más o menos normal, al margen de lo patrimonial, porque después de cinco siglos imagino se han acumulado obras interesantes. 
Lo comento porque la madre priora, al irse, denunció la desaparición de dos códices del siglo XVI. 
Pero cuando parecía el asunto tranquilo, tres monjas regresaron diciendo que quieren morir donde han vivido siempre, en su casa. 
El problema es que dicen los rumores, cuesta trabajo creer, que la burocracia de la Diócesis dio instrucciones para que no se les haga caso y así obligarlas a marchar y que viven de la caridad del pueblo, acto que honra a los vecinos. 
Espero que los rumores no sean ciertos y el Obispado, con el Obispo al frente, como debe ser, atienda a las necesidades espirituales y terrenas de las monjas porque lo contrario tendría difícil explicación desde cualquier punto de vista. Ojalá pase esta tristeza. 

Mal rollo en Valdeflores