Navantia entrega “en tiempo y coste” las jackets del proyecto Wikinger

Julio Martín, Orlando Alonso, José Manuel Revuelta, Alberto Nuñez Feijóo, Ignacio Galán, Francisco Conde y Francisco Romero, ayer en Fene d.a.
|

Iberdrola y Navantia celebrado ayer el acto de entrega de las primeras cimentaciones tipo “jacket” para el parque eólico marino de Wikinger, que han sido construidas en el astillero de Fene por el consorcio formado por Navantia-Windar.
Al evento acudieron, entre otras personalidades, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el de Windar Renovables, Orlando Alonso y el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta. Antes de la celebración del acto, todos ellos visitaron las instalaciones del Museo de la Construcción Naval (Fundación Exponav) en el Arsenal de Ferrol, donde fueron recibidos por el Almirante Francisco Javier Romero Caramelo.
El máximo responsable de la firma energética española alabó el trabajo realizado y el compromiso adquirido por los astilleros de Fene para acometer este proyecto con las máximas garantías. “Quiero felicitar a Navantia y a Windar por la calidad de su trabajo, así como por el cumplimiento de los plazos y costes previstos”, señaló Ignacio Galán, quien también recordó “las expectativas que se crearon con la firma de este contrato” y que “satisfactoriamente se han cumplido” con la dedicación de todos los actores implicados.

esfuerzo y dedicación
Por su parte, José Manuel Revuelta destacó que “este contrato posiciona a Navantia como constructor de referencia de estructuras offshore para campos eólicos marinos, un sector en auge en Europa, principalmente en el Reino Unido y Alemania”. Además, dijo, permite al astillero público “diversificar su oferta y proporcionar carga de trabajo en un sector complementario al naval civil y militar”.
Revuelta no quiso olvidarse en este acto de entrega del proyecto Wikinger de los “cerca de 700 trabajadores” a los que agradeció muy especialmente el esfuerzo realizado durante 650.000 para haber hecho posible estas estructuras. “Vosotros sois la demostración de que Navantia se está transformando y de que podemos ser competitivos una vez superado el veto impuesto por Bruselas”, remarcó Revuelta.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también quiso destacar la importancia de todos aquellos que trabajaron en este proyecto, una labor que se traduce en “seguir sumando ejemplos para incrementar el currículo de la industria naval gallega”. “Es justo manifestar que es este trabajo de operarios, ingenieros, soldadores y pintores la principal razón del resurgir de estas instalaciones después de 13 años”, subrayó Feijóo.
El responsable del ejecutivo gallego insistió en el orgullo que le supone como presidente que “nadie haya cuestionado jamás la capacidad técnica de los astilleros gallegos”, lo que supone, añadió “una razón más para seguir luchando en ayudar a este sector estratégico para Galicia y, muy especialmente, para la comarca de Ferrolterra.
Los presidentes de ambas compañías resaltaron, dentro del contexto de este proyecto de eólica offshore, su apuesta por las energías limpias. El parque eólico marino de Wikinger –con una inversión de 1.400 millones de euros– está siendo desarrollado por Iberdrola en el mar Báltico, donde la profundidad oscila entre 37 y 43 metros. El emplazamiento cubre un área de unos 34 kilómetros cuadrados en los que la compañía tiene previsto instalar 70 aerogeneradores, de 5 megavatios de capacidad unitaria, y una subestación marina.
Los 350 megavatios de Wikinger producirán, cuando entren en operación a finales de 2017, suficiente energía como para cubrir las necesidades eléctricas de más de 350.000 hogares alemanes, evitando la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año.
En el proyecto están colaborando con Iberdrola empresas de varios países, encargadas de proveer a la compañía española de los equipos, tecnología y servicios más avanzados del momento, que han sido elegidas tras resultar vencedoras de competidos concursos internacionales.

Navantia entrega “en tiempo y coste” las jackets del proyecto Wikinger