Si eres abogado, conoce a tus clientes con el email marketing

|

Desde que Internet irrumpiera en el mercado, este es más competitivo que nunca. Antes los negocios tenían un carácter mucho más local, pero desde que la red  hizo su aparición, es posible acceder a bienes y servicios de todo tipo en empresas en todo el planeta.

Tan solo hace falta un dispositivo adecuado, y una conexión a Internet. Así las cosas, todos los sectores tienen clara la importancia de tener una presencia digital. Una imposición que ha alcanzado ya al ámbito jurídico también.

Despacho de abodado

¡Ni lo dudes! Debes mostrar tu bufete en Internet

Los profesionales del mundo de la abogacía también tienen que tener una presencia online. Cuando alguien tiene un problema jurídico, y no tiene un abogado de confianza ni sabe de alguno que pueda serlo, entra en Internet y busca un despacho, al igual que cuando busca cualquier otro servicio.

De modo que la publicidad y el marketing digital son las herramientas para atraer clientes hacia un bufete de abogados. Hace tan solo algunos años era suficiente con tener una página web, pero a día de hoy, se hace necesario contar con otros medios, como perfiles o páginas en las principales redes sociales.

¿Por qué es importante el email marketing en el ámbito jurídico?

Sin duda alguna, para entablar una relación más directa con ese tráfico que se ha logrado atraer hacia el sitio, el email marketing es uno de los medios más idóneos. A través de este es posible indagar acerca de las necesidades que tiene el público, fragmentándolo adecuadamente.

De modo que a través del email marketing para abogados, se conoce mejor a los clientes, y se pueden diseñar servicios jurídicos a medida de lo que estos realmente requieren.

Marketing online vs. Marketing tradicional

Las páginas web, las redes sociales y el email marketing son sin duda alguna medios con los que debe contar un buen despacho de abogados que se precie, dispuesto a promocionarse al máximo. No obstante, estos no harían bien en dejar de lado el marketing tradicional.

Una buena estrategia de marketing incluye distintas actividades, tanto online como offline. Se trata de que uno y otro tipo de promoción caminen en un mismo sentido, ofreciendo la misma imagen del despacho de abogados.

Algo más que hacer publicidad

Al hablar de medios convencionales de promoción, no se hace referencia exclusiva a la publicidad. También tiene una gran importancia la ubicación que tenga el bufete, que debe ser lo más estratégica posible. Por otro lado, el precio del servicio también es un buen factor con el que sobresalir por encima de la competencia.

De modo que lo ideal será emplear el marketing tradicional en ofrecer un servicio jurídico a aquellos que necesitan contar con un abogado. Y ya después se debe utilizar el marketing digital para hacer que estos servicios sean más visibles, expandiéndolos al mayor número posible de personas.

Una vez que se ha conseguido atraer el tráfico orgánico al sitio online, está hecha parte del trabajo, pero no todo. A partir de ahí el propio bufete tendrá que trabajar duro, dándolo todo para que el cliente se quede con él.

 

Si eres abogado, conoce a tus clientes con el email marketing