Peregrinar en busca del mejor parque infantil, casi una obligación paterna

Parque infantil cabanas
|

La dotación de parques y zonas de juego son fundamentales para garantizar el bienestar de la población ya que se trata de un servicio muy utilizado por las familias. Analizando los datos de algunos de los concellos de la zona, se puede afirmar que el reparto de estas áreas de juego es bastante desigual en la comarca. Un hecho que obliga a los padres a realizar una especie de peregrinación en busca de la mejor zona de ocio para disfrute de sus hijos. Las carencias habituales en este tipo de infraestructuras tienen que ver con un mal mantenimiento, que no estén adaptados a la normativa vigente, que estén saturados o que la zona en la que se ubican es fría, sombría o inadecuada.


Los dos concellos principales de la comarca disponen de un número similar de parques, si bien los de Narón presentan un aspecto más renovado que los de Ferrol. Así, el municipio cabeza de comarca dispone de 57 áreas infantiles repartidas por diferentes puntos del término municipal, a las que hay que sumar otras once más ubicadas en centros escolares. Asimismo, en el capítulo de parques biosaludables, Ferrol dispone de 11 espacios de este tipo.

Realizando una comparativa con Narón, los números son similares, ya que el municipio vecino dispone de 52 áreas de juego infantiles, en las que se incluyen también los parques escolares. Asimismo, en el capítulo de áreas biosaludables, el concello naronés dispone de 17 repartidas por todo el término municipal. Tres de ellas, las de en San Mateo, Sedes y Virxe da O, se construyeron durante el pasado mandato.

Costes de mantenimiento
Según los datos facilitados por el consistorio naronés, existen áreas de juego de diferentes categorías, cuyo coste de mantenimiento varía considerablemente. Los parques de categoría alta (incluyen juegos múltiples con numerosas actividades, así como elementos de equilibro o tirolinas y juegos de cuerdas en altura) suponen un gasto anual de mantenimiento de 900 euros por elemento. En el caso de tratarse de espacios de juego de categoría media (balancines y elementos giratorios) el presupuesto anual es de 435 euros por elemento. Los de categoría baja (toboganes y juegos fijos sin engranajes) el coste de las labores de mantenimiento puede es de 290 euros anuales por juego. En lo que respecta a los parques biosaludables, este apartado supone un desembolso anual de 1.500 euros por zona, como apuntan desde el consistorio naronés. Cabe destacar que solo en la renovación del parque de A Gándara, ejecutado en 2018, el Concello invirtió 154.000 euros. Asimismo, destinó parte de los fondos del Plan Único de la Diputación a la mejora de 15 espacios de juego. Una de las últimas actuaciones ejecutadas ha sido la ampliación del parque del paseo de Xuvia, valorada en 40.000 euros. Aquí se instaló la cuarta pista multideporte de la ciudad. En este recinto se sitúa además un circuito Vita, una tirolina de más de 20 metros de longitud, la zona de juegos y un espacio biosaludable.
Si comparamos los concellos cabeza de comarca. Narón supera a Ferrol en este tipo de dotaciones, no solo en cantidad sino también en calidad, ya que en el concello naronés este tipo de estructuras de juego están muy cuidadas, en fase de expansión y mejora continua. Cabe destacar que este municipio tiene 27.000 habitantes menos que Ferrol, de ahí que el ratio de parque por habitante sea bastante superior en Narón.

El tercer municipio de la zona con más habitantes es Fene. Aquí, antes de las elecciones, el gobierno del PP anunció un amplio programa de mejora de estas instalaciones que comenzó con la renovación de elementos en el parque más concurrido del municipio, en de la Plaza Verde, un espacio claramente insuficiente para el número de niños que allí se congregan.


En el municipio de Cedeira también han realizado una importante mejora durante el último mandato, con una inversión que supera los 320.000 euros, según datos facilitados por el gobierno local. En la villa marinera existen en la actualidad seis parques infantiles y dos biosaludables, en su mayoría ejecutados en los últimos cuatro años.


En Pontedeume se renovaron el año pasado los parques de Olmo y los Jardines de Lombardero, ambos muy concurridos. Estos últimos también disponen de una estructura en forma de barco, que tanto gusta a los más pequeños. En la villa de los Andrade destaca también el espacio de juego situado en el paseo marítimo, junto a la piscina. Además de una completa zona de juegos, el entorno es favorable para la práctica de algún deporte, andar en bicicleta o dar paseos, de ahí que suela ser la opción escogida por numerosas familias del lugar y también de la comarca. El único punto negativo es que en invierno la zona está menos protegida que otros recintos y se aprecia más la acción del frío y el viento. El espacio está formado por rocódromos, toboganes, barras para deslizarse, una mariola y otros juegos como el tres en raya, así como elementos adaptados para bebés.


Neda ha apostado por renovar recientemente uno de sus parques más utilizado, el de Os Subarreiros, que además del barco corsario gigante ahora ha incorporado una nueva zona de juegos anexa al otro recinto para los más pequeños, así como una pista multideportiva. Este municipio de 5.000 habitantes supera con creces al vecino de Fene, y cuenta con parques en Albarón, Santa María, San Isidro, la escuela de O Principiño y Xuvia, además de recintos biosaludables en las zonas Anca, Viladonelle, Subarreiros y O Principiño.

Peregrinar en busca del mejor parque infantil, casi una obligación paterna