Ferrolterra enfila el descenso de la tercera ola con la mirada puesta en la presión hospitalaria y sus consecuencias

Los cribados por antígenos de Pontedeume –en la imagen– y Mugardos no detectaron ningún caso positivo | d.a.
|

El camino descendente de la tercera ola parece aclararse y se inicia una bajada que será larga hasta volver a alcanzar cifras compatibles con la “nueva normalidad”. Caen los nuevos casos diagnosticados hasta cifras de principios de enero, desciende el número de activos hasta situarse por debajo de los 1.700 y hay un respiro en la ocupación hospitalaria, dentro de una saturación que continúa siendo preocupante. Las estadísticas publicadas ayer reducían en diez personas el número de pacientes en planta (hasta 150), aunque la UCI se mantiene (con 24, uno menos que el día anterior). Los fallecimientos tampoco notan todavía la mejoría (pueden pasar semanas desde el ingreso hasta un desenlace fatal) y ayer a última hora se conocía otro deceso. Se trata de un hombre de 74 años que estaba ingresados en el CHUF. Son así 154 las personas que han muerto con Covid desde el mes de marzo, 64 este año.


El primer paso para mejorar la situación es frenar los contagios. El número de nuevos casos detectados ha ido descendiendo en los últimos días hasta situar la media diaria por debajo del centenar. Se producen importantes oscilaciones entre un día y otro pero la tendencia es a la baja. Los datos más recientes, referidos al sábado a las seis de la tarde, indican 55 casos confirmados por PCR en 24 horas.


En el caso de los municipios de las tres comarcas, la mayoría tienen mejores cifras de diagnósticos que hace una semana, con una incidencia que, aunque muy lentamente y con altibajos, continúa hacia abajo. Ferrol, Narón, Fene, Neda, Mugardos, Pontedeume, Ortigueira, Mañón, Cedeira, Moeche y As Somozas mejoran sus datos respecto a hace siete días. Los concellos con incidencias menores de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes pasan a ser seis. Sin embargo, todos continúan por encima de los 250 que se marcan como límite para determinar un riesgo extremo, así que la situación continúa siendo crítica.


Hospitalización

Los casos activos bajan a 1.694, empujados por las altas (que superan el centenar) y por la moderación en los nuevos positivos. De todas las personas que actualmente tienen un diagnóstico activo, 1.520 se encuentran en sus domicilios y 174 están en el hospital ferrolano. Es el 10% del total el que necesita atención continuada, un porcentaje superior al del resto de Galicia (el 6%) y al de cualquier otra área sanitaria.


De las 174 personas ingresadas, 24 (una menos que el día anterior) están en cuidados intensivos y 164 

(diez menos que la jornada previa y a 23 del máximo de 173 al que se llegó el 4 de febrero) en planta.


Centros sociosanitarios

Los casos en centros sociosanitarios de las tres comarcas incluyen 86 usuarios con coronavirus, según el listado facilitado por Política Social a través del Sergas. Se trata de 46 residentes en Domus Vi Laraxe (Cabanas) –un brote que es en parte responsable de la altísima incidencia en la localidad–, 30 en Mi Casa (Ferrol), 9 en O Casón (Moeche) y uno en San José (Narón).


En el ámbito laboral se contabilizan once casos en O Casón, siete en Domus Vi Laraxe, tres en Mi Casa y uno en la residencia de Ortigueira. También se incluyen casos en la vivienda de Aspanaes de As Pontes, donde hay dos usuarios y un trabajador.


Mientras se intenta doblar la curva de la durísima tercera ola de coronavirus, continúa la vacunación. Hoy mismo estaba previsto que terminase la inyección de la segunda dosis al personal sanitario de primera línea del área sanitaria, tanto en el hospital como en Atención Primaria.


Los grandes dependientes no institucionalizados y los profesionales que los atienden, así como el resto de profesionales de la sanidad serán los siguientes en recibir la vacuna. A las de Pfizer y Moderna se les une ahora la de Astra Zeneca/Oxford, que de momento, a falta de más estudios, no está indicada para mayores de 55 años.


Casi 3.000 profesionales sanitarios están convocados a un cribado por test de saliva
Los profesionales del área sanitaria de Ferrol están llamados esta semana a participar en un cribado en busca de coronavirus a través de test de saliva, los mismos que se utilizan semanalmente en los centros sociosanitarios. Son cerca de 3.000 personas las que son convocadas para completar un proceso que incluye la recepción del tubo en el que se depositará la muestra –entre hoy y el miércoles, en los centros de salud y los hospitales– y su posterior depósito, el jueves y viernes, para su análisis mediante la técnica de “pooling” en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.


El cribado por test de saliva se llevará a cabo también esta semana en el municipio de Fene. Se convoca a más de 7.700 personas entre 15 y 65 años, que acudirán a recoger el tubo para la muestra a San Valentín. Deberán entregarla al día siguiente. De este modo, hoy lunes, solo se recogen los recipientes. El primer día están citadas (por SMS) 2.150 personas.


La recogida de muestra de saliva debe hacerse por la mañana, en ayunas, sin haber bebido ni haberse lavado los dientes e incluso sin carraspear puesto que, indican desde el área sanitaria, es importante que la saliva no tenga mucosidad.


En el caso de los profesionales sanitarios, ellos mismos activarán en su intranet el sistema para el procesamiento de la prueba, siguiendo las instrucciones que se les facilitarán. En Fene, trabajarán once profesionales, coordinados por un médico, para tareas de control y de cumplimiento de las medidas de seguridad, procesamiento de muestras e información a los usuarios convocados.


El resultado de los análisis se comunicará también por SMS en el caso de ser negativo. Si se detecta un positivo se hará una notificación individualizada para dar las instrucciones pertinentes y comenzar el proceso de rastreo de contactos estrechos.

Ferrolterra enfila el descenso de la tercera ola con la mirada puesta en la presión hospitalaria y sus consecuencias