El Partido Popular secunda la huelga del 10-M y acusa al PSOE del “abandono” que sufre Ferrolterra

Miguel Tellado, Diego Calvo y José Manuel Rey anunciaron el apoyo del PP al paro de 10 de marzo | d. alexandre
|

El Partido Popular anunció ayer su apoyo a la huelga comarcal convocada por los sindicatos más representativos –CCOO, CIG y UGT– para el próximo 10 de marzo como respuesta “ao abandono” de Ferrolterra “por parte do Goberno central co aplauso cómplice de Gonzalo Caballero”.


Los diputados ferrolanos del PP en el Parlamento gallego –Miguel Tellado, Diego Calvo y José Manuel Rey– señalaron al Ejecutivo de Sánchez como responsable de la crisis que atraviesa la comarca y consideran que la ha abocado, dijo Tellado, “á emerxencia social cunha política enerxética errática”. El secretario xeral de los populares insistió en su reivindicación de un “buque ponte” para dotar de carga de trabajo al astillero ferrolano mientras no comienza el programa de las F-110 y lamentó que esta medida “si se tomara para a Bahía de Cádiz”.


Tellado también se refirió a otros dos puntos calientes en la crisis industrial de la comarca: Endesa y Siemens Gamesa. Sobre la primera, volvió a cargar contra el Gobierno al entender que ha permanecido “impasible ante o seu peche” y por considerar que “nin é transición nin é xusta”. En cuanto a la fábrica de palas de As Somozas, el diputado popular apuntó que la firma “marcha non só de Galicia, senón de toda España, pola inseguridade xerada polo Goberno”.


“Precisamos concreción”

Por su parte, el presidente local del PP, José Manuel Rey, recordó que Ferrol padece una “crise estrutural” que se ha agravado con la pandemia. Esgrimió los últimos datos de la EPA –tasa de paro más alta y de actividad y ocupación más bajas de las siete ciudades gallegas– y del SEPE, que desde julio de 2019 hasta la actualidad ha visto engrosar en 1.200 el número de desempleados en la ciudad. A ello suma que solo en el barrio de A Magdalena hay 313 bajos comerciales vacíos.


“En situacións de emerxencia coma esta”, afirmó Rey, “fai falta concretar”, dijo en referencia a actuaciones “urxentes e inmediatas” para reactivar el principal sector económico de la ciudad, el naval. “Ferrol naceu para construír barcos e se isto non acontece é responsabilidade de Navantia e do Goberno central”,

subrayó. “Nós pedimos un barco que si o hai para o sur, e nós non queremos ser máis que ninguén, pero tampouco menos”, incidió antes de finalizar que su apoyo a la huelga se justifica en la “necesaria unidade que debe existir na comarca para defender o noso futuro”. 


Calvo considera una “gran mentira” que Endesa diga que la térmica no es viable

El diputado del PP Diego Calvo centró su intervención en la situación de As Pontes y repartió culpas entre el Gobierno y Endesa. Al primero le afeó un “cambio de política enerxética” que tiene como misión principal “rematar co carbón para conseguir unha medalla por ser os primeiros de Europa en facelo cando seguen abrindo térmicas noutras partes”, y a la eléctrica, que se haya descolgado “unilateralmente” del comité técnico de las pruebas con biocombustibles” anunciando que esta alternativa “non é viable”.


“Esa é a gran mentira”, dijo Calvo, que aseguró que los técnicos del Gobierno, la Xunta y el Concello defienden que sí lo es. “Pódense cambiar os queimadores, podemos utilizar gas en vez de carbón e a garantía de subministro está pechada”,. explicó.

Criticó también la “vuelta de tuerca” de Endesa con el anuncio de una planta de hidrógeno verde vinculada a seis parques eólicos “con financiamento público”. “Cre”, añadió el diputado ferrolano, “que cos aeroxeneradores ten o problema resolto”, pero, lamentó, “nada di dos traslados de personal da empresa, da situación das auxiliares e dos camioneiros”. Además, cuestionó la cifras aportadas para esta operación al insistir que “ese emprego do que se fala é só na construción”. Calvo reiteró que la térmica debe seguir operativa porque en momentos de temporales “é un seguro para subministro eléctrico de España”. 

El Partido Popular secunda la huelga del 10-M y acusa al PSOE del “abandono” que sufre Ferrolterra