Un millar de curiosos disfrutaron de un iluminado Monasterio del Couto

monasterio O Couto Eventi
|

El Monasterio del Couto, en Narón, centró este fin de semana la atención de vecinos y visitantes con la propuesta “Noite no Mosteiro”, una iniciativa con la que las concejalías de Fiestas y Turismo quieren poner en valor este recurso turístico y que reunió en torno al cenobio a cerca de un millar de personas.
Para ello se programaron jornadas de puertas abiertas, visitas guiadas, un mercadillo medieval con puestos de artesanía e incluso un concierto de cámara nocturno celebrado en el interior del cenobio en la noche del sábado y del que disfrutaron una treintena de personas organizadas en tres pases. Aunque sin duda todas las miradas se centraron en la iluminación nocturna del monasterio, realizada por la empresa Eventi con más de 40 focos led que iban cambiando de color y con proyecciones sobre las fachadas del emblemático inmueble. Decenas de fotógrafos equipados con trípodes se agolparon en la trasera del cenobio para recoger esta otra perspectiva poco habitual.
Durante la jornada de ayer continuó abierto el mercadillo medieval –tan solo doce puestos conformaban la feria ante la imposibilidad, a causa del viento, de que se asentaran más– y los talleres de soplado de vidrio, torneado de madera y horno de pan, a cargo este último de la Granja Escuela Belelle. La novedad de la jornada fue la exhibición a cargo de la Asociación Naronesa de Esgrima Antigua que acercó esta disciplina al público en general.

Un millar de curiosos disfrutaron de un iluminado Monasterio del Couto