El gerente de Emafesa y un empresario, en el banquillo por un accidente laboral

000000000000000000000
|

El Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol acogerá el próximo día 2 de diciembre la vista por un accidente laboral ocurrido el día 30 de junio de 2006 en unas obras promovidas por el Concello de Ferrol que figura en la causa como responsable civil subsidiario. El percance se produjo cuando un operario quedó atrapado por un derrumbe en una zanja abierta en la plaza de España para reponer una tubería del agua y resultó con traumatismo craneoencefálico, fractura de la órbita del ojo derecho, fracturas costales, contusión pulmonar y aplastamiento de dos vértebras, entre otras lesiones de las que se derivó una incapacidad permanente total.
Las obras en cuestión consistían en la segunda fase del proyecto de reordenación de los servicios de saneamiento y abastecimiento de la plaza de España. Los trabajos habían sido contratados por el Concello a la UTE Abeconsa-Sercoysa, que, a su vez, había firmado varias subcontratas con otras empresas.
El día 19 de julio de 2006, la empresa Abeconsa solicitó a Emafesa –empresa mixta de aguas de Ferrol– que efectuase la conexión de una tubería de abastecimiento de una tubería en la avenida de Vigo, operación que fue autorizada por Emafesa para el día 30 de ese mes. En esa fecha se inició la obra proyectada por los operarios de la empresa de aguas, consistente en conectar una tubería con la válvula existente que se encontraba en una arqueta de ladrillo localizada en la parte intermedia de la zanja previamente abierta por Abeconsa. Durante la realización de dicho trabajo se inundó la zanja, ante lo cual Ildefonso Domínguez Tejedor, jefe del departamento técnico y de explotación de Emafesa, llamó a Francisco Ardado Mouriño, administrador de Coypar, a fin de que le enviase a un operario de su empresa, Juan Carlos Suárez López, que fue el que resultó herido, para colaborar en la conexión proyectada. Sobre las 17.25 horas, el trabajador en cuestión se encontraba con José Abel Beceiro González, encargado de obra de Abeconsa; José Presedo Manteiga, capataz de Abeconsa; un oficial de segunda de Emafesa; un trabajador de construcciones González y González, subcontrata de Abeconsa-Sercoysa, y otros dos empleados de Tecnifont, también empresa subcontratada. El jefe de obra de Abeconsa era Santiago José Aguilar Freire.
La víctima, junto con otro operario de Emafesa, procedieron a premontar las piezas en el exterior de la zona, al tiempo que personal de Abeconsa con sus subcontratas demolía una tubería y limpiaba la apertura en cuestión, para lo que fue necesario realizar una sobreexcavación de la zanja, que pasó de 1,5 a 2,31 metros de profundidad.
Tras introducir las piezas premontadas, sobre las nueve de la noche, bajaron a la zanja los dos trabajadores antes citados para rematar el montaje. En ese momento se produjo un derrumbe de una porción compactada de unos 50 centímetros de grosor de la pared vertical, atrapándolo y provocando que Juan Carlos Suárez cayese hacia dealnte y se golpease la cabeza quedando inconsciente.
Según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, la zanja carecía de todo tipo de medida para evitar el desprendimiento. Al parecer, no consta que tuviese colocados dos puntales de 1,20 metros como método de contención del talud vertical, si bien, según la acusación pública, aunque existiesen, los mismos resultarían una protección insuficiente dadas sus dimensiones ya que las paredes de la zanja carecían del talud exigible, no se habían colocado paneles de entibación de acero ni cajones blindados y el riesgo de desprendimiento se había agravado por las inundaciones previas.

inculpados
En el escrito de acusación de la Fiscalía se recoge que el Concello de Ferrol, como promotor de la obra, no nombró al coordinador de seguridad durante la ejecución de los trabajos. Por su parte, la contratista, Abeconsa-Sercoysa, no elaboró el oportuno plan de seguridad ni estableció los mercanismos de coordinación con Emafesa.
Las acusaciones se dirigen contra Francisco Ardao Mouriño, administrador de Coypar, por   ordenar al trabajador lesionado acudir a la obra sin constatar el cumplimiento de la normativa de seguridad en la zanja, y contra Alejandro Pisa Jaraba, gerente de Emafesa, por incumplir su obligación de establecer mecanismos de coordinación para verificar las medidas preventivas. Se les responsabiliza de un supuesto delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones imprudentes, por lo que se pide una condena de dos años y medio de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante tres años.
También figuran como acusados Ildefonso Domínguez Tejedor, de Emafesa; José Abel Beceiro González, de Abeconsa; Santiago José Aguilar Freire, de Abeconsa; y José Presedo Manteiga, de Abeconsa. A ellos se les imputan lesiones por imprudencia y se enfrentan a la petición de penas de un año y medio de prisión e inhabilitación especial durante el mismo tiempo.
En materia de responsabilidad civil, el fiscal solicita que los imputados, junto con sus respectivas compañías aseguradoras, indemnicen al perjudicado con la cantidad de 218.434,81 euros por las secuelas y la incapacidad permanente, y con 21.727 euros más por los días de curación de las lesiones. n

El gerente de Emafesa y un empresario, en el banquillo por un accidente laboral