domingo 22.09.2019

Los padres del Cruceiro de Canido no llevarán hoy a sus hijos al colegio por las obras

Consideran que las aulas del centro no reúnen todavía las condiciones para recibir a los niños
CEIP  Crucero de Canido asamblea ANPA
CEIP Crucero de Canido asamblea ANPA

La asamblea de madres y padres convocada por el Anpa del CEIP Cruceiro de Canido para la tarde de ayer decidió por una amplia mayoría no llevar hoy a sus hijos al centro educativo al no reunir las aulas las condiciones necesarias para recibirlos en el inicio del curso en Infantil y Primaria.

Era una decisión previsible, puesto que, pese al acelerón de las últimas semanas, las obras de rehabilitación en las que la Consellería de Educación ha invertido más de 835.000 euros no han finalizado a tiempo. El pasado viernes, el departamento que dirige Carmen Pomar aseguró que la actuación, en lo concerniente al interior del edificio de aulas, estaría concluida a tiempo, no así en el exterior, cuya finalización podría demorarse incluso hasta octubre.

Ayer, representantes del Anpa del centro y de la Federación de Anpas de Ferrolterra pudieron constatar in situ que por más que se intensificaran los trabajos a lo largo de la tarde e incluso de la noche de ayer, las aulas no estarían preparadas.

Uno de sus miembros, José Paz, explicaba al término de una reunión a la que asistió más de un centenar de padres y madres que “o centro, as aulas en concreto, non está en condicións para que comecen as clases. Aínda que o que son as obras poden estar rematadas, non están limpas, nin preparadas –como o mobiliario– para que se poida desenvolver nelas unha actividade normal”.

En ese sentido, Paz recuerda que ayer, por primera vez, el profesorado pudo acceder por fin a las aulas. “É unha evidencia máis de que o curso non pode comezar coma se nada”, añade.

La decisión tomada implica no llevar a los niños y niñas hasta el próximo lunes, cuando el centro, por lo menos en su interior, sí podría estar en las condiciones idóneas. “O venres”, adelantó el representante del Anpa, “celebraremos outra asemblea para decidir, en función dos avances nestes días, que facer a partir do luns”.

“Non hai normalidade”

Para la secretaria comarcal de la CIG-Ensino, Tona Martínez, “a política da Consellaría é comezar, aínda que sexa tarde, mal e arrastro. Teñen que empezar, si ou si, cando non é só cuestión de que as obras estean rematadas: é que hai que limpar, colocar o mobiliario, preparar a aula... E non dá tempo”.

Para la portavoz en Ferrolterra del sindicato mayoritario en la enseñanza pública gallega, “hai que empezar a rexeitar esa suposta normalidade coa que a Consellaría cualifica cada comezo de curso, pois non é así, e non só polas obras”.

De este modo, enumera que “Pedroso non abre malia cumprir os requisitos; pechan aulas e unidades e falta profesorado. Esa é a realidade”.

Comentarios