lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La lluvia deslució el fin de fiesta de las Meninas

El festival continúa incrementando edición tras edición las originales y creativas versiones de las Meninas | emilio cortizas

La lluvia quiso sumarse ayer al festival de las Meninas de Canido para poner la nota gris a un evento que, pese a este contratiempo, volvió a brillar en cuanto a afluencia de público y participación de artistas. Tras las intensas jornadas del viernes y sábado, en las que el barrio se llenó de personas dispuestas a disfrutar del arte urbano y de la música que en todo momento acompañó el evento, la organización decidía ayer al mediodía suspender los conciertos previstos para la tarde ante las desapacibles condiciones meteorológicas, que también interfirieron en el trabajo que todavía llevaban a cabo ayer algunos de los artistas participantes.


En cualquier caso, y a pesar del sabor agridulce que dejó el fin de fiesta, la iniciativa ideada hace ya quince años por el artista ferrolano Eduardo Hermida y convertida ya en un auténtico referente a nivel internacional, volvió a situar  un año más al barrio ferrolano como epicentro de un arte al servicio del espacio urbano, de la comunidad y de la dinamización de un barrio convertido ya en un emblemático museo al aire libre.


Nuevas creaciones


Alrededor de medio centenar de nuevas y originales versiones de las meninas de Velázquez se sumaron en esta edición a los centenares que desde hace ya más de una década alegran y dan color a las paredes y fachadas de un barrio al que cada mes de septiembre se desplazan artistas procedentes de múltiples lugares para poner su particular sello artístico a la reconocida cita.


Una cita a la que este año se sumó por primera vez, entre los múltiples colaboradores participantes, la granja ecológica Casa Grande de Xanceda, que dejó testimonio de su paso por Canido con un mural pero también con la instalación de uno de sus singulares “paso de vaca”, el séptimo realizado en Galicia, que forma parte ya del paisaje urbano del barrio ferrolano. 

La lluvia deslució el fin de fiesta de las Meninas

Te puede interesar