El 81% de las muertes con coronavirus se produjeron el primer año de pandemia

Los primeros meses de pandemia los marcó la falta de capacidad diagnóstica | j.m.

La primera muerte con coronavirus en el área sanitaria de Ferrol se produjo el 22 de marzo de 2020, según la estadística ya revisada que hace pública el Sergas. En medio del desconcierto general, del confinamiento estricto y de unas medidas de aislamiento durísimas para el acompañamiento y el duelo, las familias empezaban a llorar las pérdidas. En los días siguientes se sumaron ocho fallecidos más, al ritmo de uno diario. En la primera ola, que en otras zonas del país fue la más catastrófica, hubo en Ferrolterra 33 muertes vinculadas directamente al covid.

El cómputo total a fecha de ayer era de 263 víctimas mortales del SARS-CoV-2 en estos dos años. La mayoría se corresponden con el primer año de la pandemia, cuando se sucedieron olas para las que solo cabía, como respuesta, el aislamiento y la reducción de la interacción social. En Galicia, y también en Ferrol, la peor situación se dio en el invierno de 2021, cuando se había empezado con la ansiada vacunación pero ni se fabricaban ni llegaban las suficientes para inmunizar a la población más vulnerable, empezando por las residencias de ancianos y siguiendo por las personas de mayor edad. El 22 de marzo de 2021, hace justo un año, con esa ola letal ya en descenso, el número de fallecidos había llegado a 212.

A este dato –detrás del cual siempre hay vidas truncadas– se le suman todavía algunos muertos que continuaron hasta bien entrada la primavera y los del pasado verano. Se llegó a septiembre con 230 fallecidos y desde entonces, correspondientes al repunte que comenzó a mediados de octubre y a la irrupción de ómicron, se contabilizan 33.

Así, en el primer año de pandemia se produjeron un 80,6% de las muertes totales y desde el 22 de marzo pasado hasta hoy, un 19,4%.




Datos actuales


La pandemia se vive ahora de otra forma, con la vacunación completada –incluso dosis de refuerzo– y con una progresiva relajación de medidas que ayer mismo incluía el que los escolares gallegos –en otros puntos de España lleva semanas haciéndose– pudiesen quitarse la mascarilla en el recreo.


Las cifras no son todavía las deseadas, con positivos diarios por encima del centenar (133) y con 1.833 casos activos (dos menos que el sábado). La hospitalización ha aguantado el tirón de ómicron pero sigue instalada entre los 30 y 40 casos (35 ayer con un paciente en la UCI). 

El 81% de las muertes con coronavirus se produjeron el primer año de pandemia

Te puede interesar