El Concello recogió en octubre 60 toneladas de residuos en los vertederos incontrolados

Muchos de los vertederos incontrolados e encuentran en la zona rural | cedida
|

San Pedro de Leixa, las pistas hacia el puerto exterior y algunos puntos de Pazos son los espacios en los que el área de Servizos, a través de la empresa Urbaser, encargada de la limpieza y recogida de residuos de la ciudad, ha retirado el pasado mes de octubre todos tipo de basura procedente de vertederos incontrolados que proliferan en el municipio.


Estas recogidas se llevan cabo en el marco del servicio de gestión de residuos procedentes de vertederos incontrolados que el Concello puso en marcha con el objetivo de poner coto a este problema que ocasiona afecciones tanto medioambientales como paisajísticas.


La concejala de Servizos, Ana Lamas, dio cuenta ayer en el seno de la comisión de su área de que los residuos recopilados en octubre suman 60.000 kilogramos y especificó que en San Pedro de Leixa, en las pistas paralelas a la carretera del puerto exterior, se retiraron 54.580 kilos de residuos, mientras que en la zona de Pazos los desechos de vertederos incontrolados sumaron cerca de 5,5 toneladas.


Entre los residuos retirados se encuentran todo tipo de enseres y productos desde bolsas de plástico, botellas, ruedas, una nevera o defensas de vehículo hasta piezas de madera, mangueras, un sofá de gran tamaño, varios colchones, sacos, una persiana y hasta una portería. En Pazos todavía no se ha concluido la limpieza pero ya se han retirado neumáticos y una nevera.


La concejala valoró el buen funcionamiento del nuevo servicio y apeló, de todos modos, a la concienciación ciudadana para luchar contra los vertederos incontrolados.


El contrato tiene un coste de 17.905,58 euros y de 31.445,26 euros, para los residuos afectados por amianto.

El Concello recogió en octubre 60 toneladas de residuos en los vertederos incontrolados