Concello, vecinos y hosteleros abordan el plan de ocio nocturno

El responsable de Seguridad y de la Policía Local se reunió con vecinos y hosteleros | concello
|

La próxima semana se dará el paso definitivo para recuperar una normalidad muy próxima a la de antes del estado de alarma, pero para evitar retroceder, tanto las autoridades como los propios ciudadanos y establecimientos de ocio deben colaborar en respetar una normativa que se impone con el fin de que no se vuelva a propagar el coronavirus. En el marco de estas medidas de vigilancia y cumplimiento del plan de ocio nocturno, el concejal de Seguridade, Germán Costoya, mantuvo un encuentro con representantes vecinales y de la hostelería de los barrios de Ultramar, San Xoán-Bertón y Ensanche A, además del jefe de la Policía Local, para abordar los avances en las restricciones de movilidad establecidas desde la Xunta y que está previsto que vuelvan a rebajarse de cara al próximo fin de semana

Costoya dio cuenta de las últimas campañas de control desarrolladas los fines de semana en la ciudad, haciendo especial hincapié en la organización de botellones en las calles –recordando, además, que están prohibidos–.

El objetivo, explicó el edil tras escuchar las inquietudes de los representantes vecinales y del sector hostelero, es “garantir a seguridade en Ferrol”.

Costoya informó de los datos recogidos en la última campaña de la Policía Local el pasado fin de semana, en el que se formularon 16 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, además de multas a locales de hostelería, en el marco del control del ocio nocturno los viernes y sábados, que viene dado por la puesta en marcha de la nueva orden del plan de ocio nocturno de la Xunta. En estas últimas actuaciones se inspeccionaron 13 locales, en los que se detectaron hasta 32 infracciones de distinta gravedad, desde carecer de la licencia a la vista hasta no tener visible el cartel de capacidad del establecimiento, no disponer de medidor de CO2 activado o no controlar el uso de la mascarilla por parte de trabajadores y clientes.

De este modo, la mejora general de la situación sanitaria llevará a que la próxima semana se tomen ya medidas mínimas de control. Está previsto que los aforos vuelvan a subir y el comité clínico analizará y previsiblemente validará el fin de la emergencia sanitaria decretada en marzo de 2020 a causa de la pandemia de covid 19. Una vez que esto ocurra, el siguiente paso será que la decisión sea aprobada por el Ejecutivo en el Consello de la Xunta del jueves. De todos modos, se mantendrían las medidas básicas de precaución frente al virus –como son la mascarilla y la distancia de seguridad–.

Entre tanto, la situación sanitaria en el Área Sanitaria de Ferrol sigue subiendo ligeramente, aunque mantiene buenas cifras. Son 12 los casos activos (uno más, detectado en las últimas 24 horas) y continua una persona ingresada en el CHUF, aunque ninguna en UCI.

Concello, vecinos y hosteleros abordan el plan de ocio nocturno