El eumés Luis Chacón, puro gen competitivo

El eumés, en el centro, celebrando la victoria del pasado fin de semana ante el Zamora | alfaqui
|

Con los resultados finalmente apoyando el trabajo y la idea de juego del Racing, uno de los focos de la plantilla verde, al menos para lo que la cantera y aficionados se refiere, es la presencia del eumés Luis Chacón en este equipo que, poco a poco, va haciendo su hueco en Primera RFEF.

Tras una gran pretemporada en la que convenció a Cristóbal Parralo y al resto del cuerpo técnico para formar parte de la primera plantilla, el de la villa está disfrutando y aprendiendo al máximo de esta gran oportunidad. “Noto el respaldo del cuerpo técnico”, apunta el joven de 20 años, “estoy jugando y si fuese de relleno no tendría esa oportunidad. En la pretemporada ya me dijeron que tenía que apretar para conseguir la plaza y eso se está viendo ahora”, apunta el canterano. Y es que Chacón se ha ganado la confianza de entrenador y compañeros, de los que “aprendo, son los que tienen la experiencia que a mí me falta, de los que tienen la misma posición, pero también de otras, que te pueden enseñar trucos”, señala.

El de Pontedeume se guía para su crecimiento por una filosofía simple y clara “hacer lo que te mandan y seguir los consejos que te da la gente que más sabe”, apunta, y con este pensamiento el eumés se ha convertido en una pieza importante en el Racing de Primera RFEF, aprovechando al máximo cada minuto sobre el terreno de juego. “Todos estamos para sumar. Creo que mi objetivo es como el de otro cualquiera, jugar lo máximo posible para que el equipo mejore. Se que poco a poco me encuentro bien y tengo que seguir así”:

Un trabajo tranquilo que el futbolista de Pontedeume refleja cada jornada en el campo , porque “al final es lo que nos gusta. Si hago lo que me gusta creo que tengo que estar tranquilo. Sí que es verdad que tienes ese nervio de jugar en esos campos, con tanta gente, ante rivales así... pero es lo que me gusta e intento disfrutar al máximo los minutos que juegue”.

Y es que el paso de los terrenos de juego de Tercera –donde formaba con el Somozas– a campos como, por ejemplo el Ruta de la Plata de pasada semana, “impresiona”, señala, “lo hago con mucha ilusión y con los compañeros disfrutando al máximo de la experiencia”.

Además del cambio de emplazamiento, para el jugador eumés otra de las diferencias más relevantes en lo que al salto de categoría se refiere es “a nivel físico, es muy diferente, sobre todo en centrales y laterales, mucho más fuertes y rápidos. Tengo que estar muy atento en todo momento”.

Un aprendizaje paulatino que asimismo también se traslada a su faceta competitiva, un aspecto que Chacón señala “siempre tuve ese gen, querer ganar siempre, pero ahora mismo está a otro nivel porque cada partido es una final, hay que competir cada minuto, contra quien sea, para conseguir los tres puntos. Se puede decir que estoy aprendiendo a competir más todavía”. 

El eumés Luis Chacón, puro gen competitivo