Los casos de covid siguen en descenso mientras crece la presión hospitalaria

Hoy comienza en FIMO la vacunación a menores de entre 12 y 16 años | D.A.
|

El Área Sanitaria de Ferrol sigue la tendencia de toda Galicia que va doblegando la curva de esta quinta ola de la pandemia de covid con una nueva jornada de descenso en el número de casos. Según el último informe facilitado por el Sergas y que se corresponde con datos de las seis de la tarde del pasado sábado, son 809 las personas con infección activa en la zona, 13 menos que en la jornada anterior. Una tendencia que, sin embargo, todavía no se refleja en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) donde vuelve a crecer la presión hospitalaria. Son ya 15 los ingresados en planta –dos más que en la jornada anterior– y 9 los que requieren cuidados intensivos.


Tampoco parece seguir una línea descendente los nuevos contagios diagnosticados (52 en las últimas 24 horas por pruebas diagnósticas). En la otra cara de la moneda destacan las 39 altas epidemiológicas dadas en el último día.


Por concellos, la incidencia a siete días se mantiene, en su mayoría en cifras similares. Crece en Cariño, Pontedeume y Ares, concellos que desde el pasado sábado están en nivel alto de alerta. Por otra parte San Sadurniño se suma al grupo ya formado por As Somozas, Mañón y Cerdido donde no se han registrado ningún caso positivo de covid en la última semana.


Por el momento hay un único caso activo en los centros gerontológicos de la comarca. Se trata de un usuario de la residencia Santo Estebo de Perlío, en Fene.


Esta mejoría en las cifras viene acompañada de un incremento en la inoculación de vacunas. Hoy comienza en el recinto de FIMO la vacunación a los menores de 16 años. Así en esta primera jornada están convocados 2.200 jóvenes de entre 12 y 14 años; el miércoles y jueves se vacunarán también con la primera inoculación unas 3.900 personas de 14 a 16 años. Vacunaciones que se simultanearán con la inoculación de otras 3.600 dosis para el grupo de 16 a 29 años.

Los casos de covid siguen en descenso mientras crece la presión hospitalaria