Ares conmemora su pasado emigrante

Julio Iglesias, Rosario Álvarez y Alma Barrón, ayer en el acto de inauguración del programa en la Alianza Aresana | cedidas
|

“De los indianos tenemos un recuerdo agradable sobre su éxito económico, pero debemos rendir homenaje a todos aquellos que se quedaron por el camino”. Así se expresó ayer el alcalde de Ares, Julio Iglesias, en la inauguración de la cuarta edición del Ares Indiano que se celebra este fin de semana con diversas propuestas.


El acto, celebrado al mediodía en la Alianza Aresana, sirvió también para presentar la edición facsímil de “Proa al mar y a la tierra” e inaugurar la exposición “Os adeuses”, que llega a la villa de la mano del Consello da Cultura Galega. Su presidenta, Rosario Álvarez, mostró su agradecimiento al Concello por su “empeño de manter vivo o seu legado” y destacó la calidad del fotorrelato que narra la muestra, “un testemuño único dunha parte da epopea galega na emigración”, dijo. La exposición –que reúne 51 imágenes– muestra, a través de la mirada del fotógrafo Alberto Martí, los últimos momentos de la emigración gallega hacia América. Se distribuye en dos espacios: en la Alianza se exponen las imágenes centradas en los retratos de los emigrantes a punto de partir; y en la Tenencia, en Caamouco, los encuentros de los retornados.


Para el Consello da Cultura Galega, Ares es un espacio “moi acaído” para comprender el profundo impacto de la emigración en la sociedad gallega entre finales del siglo XIX y principios del XX. Fue precisamente el dinero de la emigración el que, entre otras cosas, permitió financiar en la época cuatro escuelas: la Casa Escuela de Seselle; la Escola da Tenencia; la Escola de Cervás, y las Escolas do Porto.

Ares conmemora su pasado emigrante