Los talibanes buscan a personas que trabajaron con Estados Unidos y con la OTAN

Un talibán monta guardia ante un grupo de afganos celebrando el aniversario de la independencia con la bandera afgana | efe
|

Los talibanes están buscando a personas que trabajaron con las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán para castigarlas y amenazaron con matar o arrestar a sus familiares si no las localizan, según reveló ayer el diario “The New York Times” (NYT).


El NYT cita como fuente un documento confidencial de Naciones Unidas compartido de manera interna en la organización, que está fechado el miércoles y fue proporcionado por el Norwegian Center of Global Analyses, un grupo asesor de amenazas que provee información de inteligencia a agencias de la ONU.


De acuerdo con el documento, hay varios reportes de que los talibanes tienen una lista de personas y localizaciones, y han ido puerta por puerta “arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a miembros de la familia de las personas objetivo a menos que se entreguen ellos mismos a los talibanes”.


Están en especial riesgo los miembros de las fuerzas armadas y la policía afganas, así como personas que trabajaron para unidades de investigación del gobierno derrocado de Ashraf Ghani. Como ejemplo se incluye una carta enviada a un oficial de contraterrorismo. Al oficial se le instruía a presentarse ante la Comisión de las Fuerzas Armadas e Inteligencia del Emirato Islámico de Afganistán o de lo contrario sus familiares “serán tratados de acuerdo a la ley de la Sharía”.


A última hora, más de 50 de los senadores de la Cámara Alta estadounidense urgían a Biden a evacuar a los aliados antes las promesas talibanes de venganza.


Los cazas sobrevuelan el país

Mientras tanto, cazabombarderos de Estados Unidos están sobrevolando Kabul para garantizar la seguridad en el aeropuerto de la capital, desde donde se está evacuando a ciudadanos estadounidenses y a sus colaboradores afganos.


El portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, John Kirby, indicó ayer en una rueda de prensa en el Pentágono que esos aparatos no están volando a baja altura y que no suponen ninguna demostración de fuerza.


Desde Estados Unidos aseguran que esos vuelos de vigilancia sobre Kabul se están realizando con el objetivo de “reforzar la seguridad”.


Análisis de las amenazas

Al mismo tiempo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, analizaba ayer junto a su equipo de seguridad nacional posibles amenazas terroristas contra los estadounidenses que se encuentran en Afganistán, que podrían incluir ataques del grupo Estado Islámico (EI).


Un funcionario de la Casa Blanca dijo que en el encuentro también revisaron los esfuerzos diplomáticos, la situación de seguridad y las últimas informaciones de inteligencia.


Asimismo, Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, fueron puestos al tanto de la operación para evacuar a estadounidenses y sus colaboradores afganos.


A este respecto, el Consejo de Seguridad de la ONU también mostró ayer su preocupación por un eventual resurgimiento del terrorismo en Afganistán bajo el gobierno de los talibanes, en una sesión destinada a discutir las amenazas del grupo terrorista Estado Islámico (EI).


“Todos somos testigos de la rápida evolución de la situación en Afganistán, que podría llegar a tener implicaciones para la paz y la seguridad en todo el mundo”, aseguró el director de la Oficina de Lucha contra el Terrorismo de la ONU, Vladimir Voronkov. 

Los talibanes buscan a personas que trabajaron con Estados Unidos y con la OTAN