Valdetires y A Fervenza no se enfrentarán en liga hasta enero

Valdetires y A Fervenza, en un partido de la pasada temporada | d. alexandre
|

El derbi comarcal en la Segunda División femenina de fútbol sala se hará esperar. El sorteo del calendario ha querido que el primer enfrentamiento de la competición liguera entre Valdetires y A Fervenza no se dispute hasta la decimoprimera jornada, tras el parón de las Navidades, el 15 de enero. La vuelta se jugará a mediados de mayo. Con todo, ambos equipos se verán las caras mucho antes, puesto que el primer fin de semana de septiembre tendrán que medirse en la fase previa de la XV Copa Galicia. El día y la cancha están aún por concretarse.

Ambos conjuntos encaran con ilusión una competición regular en el que se recuperará, aunque no del todo, la normalidad tras el impacto que ha provocado la pandemia en el último año y medio. En ambos casos, además, la nueva campaña trae consigo una serie de cambios, más profundos en los banquillos que en la confección de las propias plantillas. Al frente del Valdetires no continuará Fran Toba y el club dará a conocer en breve quién lo sustituirá en la dirección de un grupo que tratará de alcanzar el play-off de ascenso. Para ello confía en poder contar con el bloque de jugadoras de la pasada campaña. La entidad ha adelantado que el grupo comenzará los entrenamientos entre la última semana de agosto y la primera de septiembre.

Más madrugador ha sido A Fervenza. Anunciado su nuevo técnico, el joven de 22 años Nacho García, el pasado lunes inició la pretemporada con cinco bajas confirmados con respecto al curso 2020/2021 que se han compensado con fichajes de futbolistas jóvenes de la comarca y otros procedentes de clubes lucenses. El objetivo para la temporada que arranca el 9 de octubre es la permanencia, aunque, explican desde el club, “lo más importante va a ser, como conseguimos este año, que no haya ningún contagio”.

Valdetires y A Fervenza no se enfrentarán en liga hasta enero