El presupuesto municipal entrará en vigor la próxima semana de no haber alegaciones

Los votos de los grupos de la izquierda sacaron adelante el borrador del presupuesto para este año| d.a.
|

La aprobación del borrador de los presupuestos municipales, tras el acuerdo alcanzado entre el ejecutivo socialista y los grupos municipales de FeC y BNG previo a la sesión plenaria, puso en marcha la cuenta atrás de cara a la entrada en vigor de las primeras cuentas municipales de este mandato.

Aunque el pleno tuvo lugar el 15 de julio, no fue hasta cinco días después cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia, abriéndose de este modo el período de exposición pública y la posibilidad de presentar algún tipo de alegación al mismo.

Son 15 días hábiles, que concluirían dentro de una semana, el martes 10 de agosto. De no haber enmiendas, los presupuestos quedarían automáticamente aprobados.

Aunque el contenido “político” del texto económico no variaría, sí se pueden presentar alegaciones a cuestiones de carácter más técnico, por lo que es probable que la Intervención municipal deba hacer frente a la resolución de algunas alegaciones, que postergarán la entrada en vigor del presupuesto, al que quedarían escasamente tres meses de “vida”.

De hecho, el pleno dispone de un plazo de un mes, tras la finalización de la exposición pública, para resolver las enmiendas propuestas, por lo que no sería hasta septiembre cuando se les daría el visto bueno –aunque Intervención puede resolver antes y no tendría que esperar al término del plazo–.



Vigencia


El elevado presupuesto de este año –86,8 millones– apenas tendrá un trimestre para poder ser ejecutado en su capítulo de inversiones, por lo que la prioridad del ejecutivo socialista pasa por acelerar las licitaciones de los proyectos –entre ellos carretera de Castilla, actuaciones de viviendas en Recimil, Pardo Bajo, cementerio municipal, etc–, ya que el capítulo de inversiones decae automáticamente una vez finalizado el ejercicio, aunque aquellas que estén en licitación siguen disponiendo de financiación.

Además, el ejecutivo de Ángel Mato mantiene su idea de trabajar tan pronto como se apruebe este presupuesto en el del año 2021, en el que pretende que se centre ya en otros proyectos.

El presupuesto de este año basa la inversión en la deuda, financiada con un línea de crédito de la que se hará uso a medida que se vaya necesitando para ejecutar actuaciones.

El presupuesto municipal entrará en vigor la próxima semana de no haber alegaciones