Paso de gigante de Ares hacia la permanencia

La formación aresana atraviesa en la actualidad un buen momento | Aitor Arrizabalaga/Eusko Label Liga
|

Tenía el Club de Remo Ares marcado el fin de semana en el que el campeonato liguero entraba en su segunda mitad. Las regatas disputadas en Bilbao –el sábado– y Santurtzi –ayer– parecían ser, por sus singulares características, el principal escollo a superar en su camino hacia la permanencia. Pero la “Santa Olalla” no solo lo superó, sino que sale fortalecido de este gracias a los siete puntos que sumó ayer gracias a la sexta posición que logró. Ahora, noveno en la general y con trece puntos de ventaja sobre el penúltimo puesto –el último ya está a veinte– su continuidad en la máxima categoría nacional de traineras parece encarrilada.


El resultado de la regata del sábado hizo que la “Santa Olalla” compitiese ayer en la primera tanda, en la que Ondarroa se presentaba como principal rival. Además, el sorteo de calles le permitió remar en una de las exteriores, lo que lo libró de las corrientes que afectaban a los carriles centrales en la segunda parte de la carrera, aunque en el primer largo –más corto de lo habitual– no lo benefició para hacer la primera ciaboga a seis segundos del primer clasificado, que era Ondarroa, y a uno del segundo, Zarautz.


Recuperación

A partir de ahí, sin embargo, la embarcación aresana fue mejorando su nivel. Primero, en el segundo largo superó a la trainera de Zarautz y mantuvo las distancias con la Ondarroa, que seguí al enfrente; en el tercero, ya distanciado de la embarcación guipuzcoana, dio caza a la vizcaína; y en el cuarto y último, de nuevo más corto de lo habitual, demostró su buen final y asegurarse el sumar cuatro puntos.


Pero con lo que no contaba la trainera del Club de Remo Ares es que, entre la diferencia que había remar en una calle o en otro y la igualdad demostrada por todos los participantes –sanciones incluidas por invasión de carril–, su posición iba a mejorar. De hecho, dos de los integrantes de la segunda tanda y uno de la tercera hicieron un peor tiempo, lo que le permitió escalar a la sexta plaza y acercarse a la salvación.

Paso de gigante de Ares hacia la permanencia