La ola de covid comienza a cobrarse víctimas, con dos muertes en el CHUF

En la Unidad de Cuidados Intensivos permanecen dos personas | d.a..
|

El ascenso en los casos de covid tiene consecuencias, que pueden ser fatales si el virus llega a quienes no están vacunados o a personas con un sistema inmunológico debilitado. A pesar de que la hospitalización y la gravedad es mucho menor en esta ola que en las anteriores (el 1,5% de los pacientes con coronavirus ingresa, frente al 10% o más de meses anteriores), sigue existiendo la posibilidad de tener secuelas o de fallecer. El área sanitaria de Ferrol comunicó ayer la muerte de dos personas. Se trata de una mujer de 82 años, cuyo deceso se produjo el 23 de julio, y de otra de 94, al día siguiente. Estas dos pacientes elevan la cifra de víctimas de covid en Ferrolterra, en toda la pandemia, a 220.

Los datos más recientes de ingresos publicados por el Sergas (referidos al domingo a las seis de la tarde) indican que hay en el Arquitecto Marcide doce pacientes con covid activo, de los cuales diez están en planta y dos en la Unidad de Cuidados Intensivos. Los casos en curso suben hasta los 803. A pesar de que la hospitalización se comporta, porcentualmente, mejor que en olas previas, esta situación puede todavía evolucionar al alza, debido a que también lo hacen los contagios y al retraso entre la detección del virus y el empeoramiento de los síntomas.

En cuanto a los nuevos casos sumados al total en Ferrolterra, ayer eran 64 más, una cifra que, aunque menor que el día previo, está muy por encima de lo que se marcaba el lunes pasado (que eran 47) o hace dos (que eran 19 contagios). La evolución, por tanto, sigue siendo negativa, a la espera de que esta semana pueda estabilizarse una curva que crece prácticamente en vertical.

En el detalle municipal, Ferrol supera ya los 500 puntos de incidencia acumulada (más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días), un peldaño por encima del riesgo de transmisión extremo. En esa situación están también Cariño y A Capela, aunque se trata de municipios con poca población, en los que se dan cifras desorbitadas con pocos positivos.

Moeche y As Somozas logran mantenerse con cero diagnósticos, una situación de privilegio de la que sale Monfero, que hasta ahora los acompañaba.

En cuanto a la vacunación, ayer se inyectaban segundas dosis al grupo de edad de 30 a 39 años y hoy, en esta misma franja, se pondrán primeras vacunas. La alternancia continuará mañana, completando pautas, y el jueves, con estreno también de la cohorte de 20 a 29.

La ola de covid comienza a cobrarse víctimas, con dos muertes en el CHUF