El gobierno aprueba los primeros presupuestos del mandato de la mano del Bloque y FeC

El alcalde, Ángel Mato, en un momento de la sesión plenaria | Daniel Alexandre
|

Todo apuntaba que no habría demasiadas sorpresas en el pleno extraordinario convocado ayer para aprobar los primeros presupuestos del mandato y dar carpetazo a los de 2018, y así fue. Y es que el borrador de los mismos ya estaba negociado y se habían sentado las bases para configurar un documento económico (de 86,8 millones) que permita descongestionar la administración local ferrolana, dado que tanto BNG como Ferrol en Común habían dado su visto bueno al mismo, una vez incluidas sus aportaciones.

Así, la aprobación de los primeros presupuestos del mandato (el año pasado se suspendieron las negociaciones por causa del covid), salió adelante con los votos favorables de 13 ediles, los que suman PSOE, BNG y Ferrol en Común. El PP, como se esperaba, votó en contra. Las enmiendas presentadas por los populares se rechazaron también con los 13 votos de los partidos de izquierda. Asimismo, en la sesión plenaria se debatió la propuesta de aprobación de aceptación de la cesión al Concello por parte del Estado de la Avenida de As Pías, que obtuvo 23 apoyos y dos abstenciones, las de los dos ediles del BNG.

La sesión plenaria, larga, de más de tres horas, tuvo varios momentos tensos, sobre todo durante la intervención del popular José Manuel Rey, quien aseguró que “este sería el pleno más importante del año si se celebrase en noviembre, no en pleno mes de julio”. Así, el líder del principal partido del consistorio, con 12 ediles, señaló que los “gobiernos no se miden por las intenciones, se miden por los resultados”. También criticó de nuevo la subida de impuestos y de la recaudación por multas. Del mismo modo, tras defender enmiendas de su formación al documento, aseguró que “no se nos debería excluir, somos un grupo que tendrá alguna relevancia entre los ferrolanos”.

El portavoz de Ferrol en Común, Jorge Suárez trasladó su colaboración al gobierno municipal para ponerse a trabajar ya en los presupuestos de 2022.

Por su parte, la concejala del PSOE, Eva Martínez, afeó al PP que optase por “subestimar” el acuerdo de partidos de izquierdas y ha destacado del mismo que refleja “una parte sustancial del proyecto de ciudad que queremos”. Igualmente, ha criticado que los populares “presenten a falta de 24 horas para el pleno” lo que parecer ser “una enmienda a la totalidad, es prácticamente un presupuesto nuevo”, subrayó.

Martínez Montero calificó los presupuestos de “históricos, expansivos e ambiciosos”, al tiempo que deseó que se conviertan en el verdadero “motor de cambio”, ya que se trata, afirmó, “de unhas contas que serven para mirar ao futuro con esperanza”, ya que distribuyen en todos los barrios de la ciudad. “A pandemia obriga a facer un esforzo para contribuír á recuperación económica dunha cidade que precisa urxentemente da administración local”, dijo.

En su intervención, Iván Rivas fue muy crítico con Rey Varela, al que ha acusado de entender “mal la política; no son el partido de representación mayoritaria, la mayoría de esta ciudad no vota”, dijo. También lamentó que los presupuestos aprobados incluyan unos “elevados gastos en contratación de empresas”, algo que califico como “anomalía”.


El presupuesto más elevado


Volviendo al documento económico –valorado en 86.869.243 euros–, es el “más elevado que se presenta en la ciudad de Ferrol”, como destacó días atrás el alcalde Ángel Mato. En números absolutos, se trata de un aumento de más de 17,69 millones sobre los últimos aprobados por el pleno en 2018.

El gobierno aprueba los primeros presupuestos del mandato de la mano del Bloque y FeC