Cizaña contra España

|

Tal y como señalaba Machado, la sombra errante de Caín sigue cruzando esta tierra nuestra. No dan sosiego quienes quieren romper España. Ayer en prisión, hoy indultados, les ha faltado tiempo para acudir al corazón político de Europa para desacreditar nuestra democracia. El camino de Flandes ya lo recorrió antes que ellos Antonio Pérez, el español revirado que con sus mentiras tanto contribuyó a la Leyenda Negra.


Esta vez Oriol Junqueras y algunos de sus compañeros de sedición han ido a Estrasburgo a sembrar cizaña sobre España. Han dicho que venían a la Eurocámara a “explicar que la represión continúa” denunciando “la represión que -según dicen- se abate sobre la sociedad catalana”.


Al concederles el indulto en un rasgo de interesada generosidad política, Pedro Sánchez les ha regalado un pasaporte que les permitirá, sin réplica, denigrar a la democracia española y a los tribunales de nuestro país. Las falacias que difunden nos hacen un daño incalculable en términos de opinión pública. Junqueras amplia el viaje para reunirse con Carles Puigdemont, el prófugo ex presidente de la Generalidad que desde hace cuatro años vive a cuerpo de rey en una mansión de Waterloo. Nunca hemos sabido quién paga todos estos alardes, los viajes de los dirigentes separatistas y la estancia del huido de la justicia. Hay preguntas que, por resultar incomodas, hay quien prefiere no buscar las respuestas.


El juego de espejos en el que nos ha metido Pedro Sánchez con la pretensión de que al conceder los indulto se abriría un tiempo de diálogo orientado a resolver el conflicto provocado por los separatistas, se está revelando como un error político descomunal. Lejos de agradecer siquiera con la prudencia las medidas de gracia , estamos viendo que han salido de prisión fortalecidos y decididos a no renunciar a la unilateralidad repitiendo, llegado el caso, la intentona. Pedro Sánchez, que tomó la senda de los indultos pensando en asegurarse el apoyo de ERC para seguir en La Moncloa y, llegado el caso, repetir la coalición de la moción de censura, debería reflexionar sobre el daño que están haciendo a nuestro país en Europa quienes, lejos de agradecer el perdón, se dedican a sembrar cizaña contra España.

Cizaña contra España