Intervienen en una fiesta con más de 600 personas en Pamplona

La Policía vela por la seguridad en las calles de Pamplona
|

Algunos de los congregados lanzaron botellas y otros objetos a los vehículos policiales

Patrullas de Policía Municipal, Policía Nacional y Policía Foral han intervenido esta noche en una fiesta en las inmediaciones del puente del Vergel donde se congregaban más de 600 personas "cantando, bailando y generando molestias al vecindario", después de que se recibieran varias llamadas de lo vecinos de la zona en la central de coordinación.


Las patrullas consiguieron que cesaran las molestias y se disolviera la mayor parte del grupo de personas. Se han indentificado a 60 personas y al organizador, al que se le ha propuesto para una denuncia de 60.000 euros por una sanción muy grave por la OF 9/2020.


También se ha detenido a una persona por resistencia y se ha incautado un equipo de música. Algunos de los congregados han lanzado botellas y otros objetos a los vehículos policiales, ha explicado la Policía Municipal.


Por otro lado, durante la tarde y la noche de ayer, dentro del dispositivo con motivo de las fiestas suspendidas de San Fermín, fue necesario desalojar las calles Calderería, Comedias, San Nicolás, San Gregorio, Espoz y Mina y la parte alta de la calle Estafeta ya que se había concentrado un elevado número de personas y "no se garantizaban las mínimas medidas de seguridad".


También ha sido necesario actuar en varias ocasiones por aglomeración de personas en diferentes puntos de la ciudad, bailando y sin distancia de seguridad o mascarilla.


Intervienen en una fiesta con más de 600 personas en Pamplona