“La colaboración centro-empresa es lo que ha permitido mejorar la FP”

Lunes Zahir, Juan Ferreño, Enrique Pazo, Yago Amado y Lucía Bouza, el pasado miércoles en el CIFP Ferrolterra | jorge meis
|

Desembarcaron este mismo año en dos empresas de la comarca a través de la FP Dual. En ellas se formaron en los últimos seis meses, de enero y a junio –período durante el cual recibieron una beca y cotizaron a la Seguridad Social– y en ellas se quedarán por el momento para disfrutar de los que serán sus primeros contratos laborales.

Lunes Zahir (Marruecos, 21 años) y Yago Amado (Narón, 18 años) no pueden estar más contentos. Ellos son dos de los veinte estudiantes del CIFP Ferrolterra que afrontaron el segundo curso de sus respectivos ciclos ordinarios a través de la modalidad de FP Dual, caracterizada por una mayor formación práctica en la empresa y una remuneración económica durante la estancia en la misma.

Lunes lo hizo en la firma Auman, de Narón. Yago, en Inproafe, con sede en el polígono fenés de Vilar do Colo. Y si por parte de los alumnos todo son elogios para los negocios que los han acogido con los brazos abiertos para seguir contribuyendo a su formación, desde la parte empresarial expresan su satisfacción por haber participado en una modalidad de FP, la dual, tremendamente positiva para ambas partes.

A unos y a otros, los seis meses se les han hecho cortos. “Aunque ya hay una gran diferencia con respecto a las FCT (Formación en Centros de Trabajo) de los ciclos formativos ordinarios, sería fantástico que el período de prácticas de esta FP Dual se ampliase a un año”, coinciden Juan Ferreño, propietario de Auman (firma básicamente centrada en la motorización de puertas) y Lucía Bouza, socia de Inproafe, empresa dedicada a la ingeniería, programación y automatización.

Experiencias

Lunes llegó a Ferrol en 2017. Tras acabar la ESO en el colegio Cristo Rey, decidió matricularse en el ciclo medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas que oferta el CIFP Ferrolterra. Cuando el pasado enero le informaron de la posibilidad de realizar el segundo curso por la modalidad de FP Dual, no se lo pensó.

“Mi objetivo era poder hacer algo práctico y a través de la FP Dual pude entrar en contacto directo con la empresa. No me costó adaptarme y estuve muy bien”, comenta en relación a su estancia en Auman, donde se quedará tras haber sido contratado.

“Fue nuestro primer alumno de FP Dual y la verdad es que es muy importante poder dar oportunidades a gente joven. Además, esta es una excelente fórmula para ver si la persona es válida o no”, comenta Ferreño.

Lunes, que durante los seis meses tuvo oportunidad de aproximarse a las diferentes especialidades que desarrolla la firma, cumplió con creces las expectativas, de ahí que se haya ganado un puesto en la misma. “Desde la pandemia tenemos mucho más trabajo; de seis trabajadores en plantilla hemos pasado a once”, dice su responsable.

Ahora, el joven se plantea, en la medida de lo posible, compaginar el trabajo con la formación. “Intentaré matricularme en el ciclo superior, en el régimen para adultos, para ver si puedo compaginar ambas cosas”, relata.

El que también seguirá estudiando es Yago, que pasará el verano trabajando en la empresa en la que ha realizado las prácticas tras haber conseguido un contrato laboral. Se matriculará en el ciclo medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas. “E intentaré volver a la FP Dual”, dice. Para él, la de este curso ha sido una experiencia fantástica. “En la empresa aprendes muchísimo, te enseñan mucho. Estuve muy contento y desde el principio me integraron como si fuera uno más del grupo”, cuenta.

Asegura que le apasiona el sector, al que en su caso llegó de la mano de la FP Básica. “Estudié en el IES Terra de Trasancos. Cuando llegué a 4º de la ESO repetí y después decidir dejarlo, y me matriculé en el ciclo de FP Básica de Electricidad y Electrónica. Me encanta el mundo de la electricidad”, apunta.

“La FP Dual es muy positiva para ambas partes y además el alumno recibe una beca económica”, destaca Lucía Bouza. Para la empresa fenesa, también esta fue la primera vez que participó en la FP Dual.

La implicación de las empresas es indispensable para poder desarrollar una modalidad de estudios que en Ferrol y comarca desembarcaba en 2016 con el primer ciclo de FP Dual de Mecatrónica Industrial, en colaboración con Navantia.

Desde entonces, el número de ciclos se ha ido incrementando constantemente gracias a la participación de firmas y entidades no solo de la zona, sino de toda la comunidad gallega e incluso de Asturias.

A todas ellas quiere mostrar su agradecimiento Rebeca Valiño, coordinadora de FP Dual en el CIFP Ferrolterra, quien destaca el gran éxito de esta oferta. “A través de esta modalidad dimos a 200 personas de alta en la Seguridad Social en plena pandemia”, destaca. Constata asimismo que en la empresa pequeña hay mucha demanda de personal cualificado y este tipo de estudios se convierte en una excelente vía de inserción laboral, situándose cerca del cien por cien.


Matrícula


“El 20% de la matrícula de nuestro centro, que tiene alrededor de 1.100 estudiantes, es ya de FP Dual”, comenta el director del centro ferrolano, Enrique Pazo, que pone en valor la fuerte apuesta del ámbito empresarial en la formación.

“Esa colaboración empresa-centro fue lo único que vino a mejorar la Formación Profesional en los últimos años. Lo demás ya lo teníamos: los currículos, el profesorado, las dotaciones por parte de la Consellería.... La relación que hay hoy en día con la empresa no la hubo antes”, subraya.

Quiso así agradecer a las firmas “la inversión que están haciendo de futuro, pagando unas becas a los estudiantes durante los seis meses de estancia en los centros de trabajo para poder conseguir trabajadores de calidad”, añadió.

Su centro seguirá incrementando la oferta el próximo curso, con el inicio de seis nuevos programas de FP Dual (83 plazas) y la continuación del segundo curso de otros cinco ciclos ya en marcha desde este curso que acaba de finalizar.

“La colaboración centro-empresa es lo que ha permitido mejorar la FP”