Maratoniana jornada antes de la lucha por los títulos

La competición femenina dirimirá hoy las tres últimas mangas | daniel alexandre
|

Volvió la actividad surfística al Abanca Pantín Classic Galicia Pro después de tres días de parón por falta de olas. Lo hizo con una jornada maratoniana, que se prolongó desde las ocho de la mañana hasta cerca de las siete de la tarde y en la que los competidores aprovecharon la mejoría de las condiciones para completar un par de rondas –en el caso femenina– y una –en el de la masculina–. Así que la jornada final se reserva para la disputa de cuartos de final, semifinales y final en ambas categorías, todas ellas a través de duelos individuales –los chicos deberán disputar, desde las 8.30 horas, los octavos de final–.

La prueba femenina fue la primera en registrar actividad con la disputa de una ronda entre las 32 mejores en la portuguesa Teresa Bonvalot, campeona el año pasado, quedó eliminada. En esta ronda, igual que en los octavos de final disputados a primeras hora de la tarde, fueron las representantes españolas las que dominaron las series, lo que hizo que cinco de ellas se metiesen en cuartos de final. Mención especial para la vasca Ariane Ochoa, que fue la mejor de la jornada matutina con una ola valorada con nueve puntos.



Favoritos


En cuanto a los chicos, la eliminatoria que disputaron los 32 mejores de la competición estuvo a punto de ver la eliminación del subcampeón de la pasada edición, un Aritz Aranburu que se salvó gracias a la ola con la que cerró su actuación, justo cuando la manga estaba a punto de finalizar. Además, de cara a los octavos de final que se desarrollan esta mañana, también consiguió su clasificación Vicente Romero, surfista hispanobrasileño que residió durante algunos años en Ferrol. También brillaron los representantes franceses, porque nuevo de ellos estarán en la ronda a la que solo acceden los 16 mejores del certamen.

Así que, de vuelta a la actividad tras un parón de tres jornada, los participantes lucharán en la prueba de hoy por hacerse con los títulos. En principio, las condiciones de mar y viento presagian una buena jornada para una cita valorada con 1.000 dólares en cada una de sus categorías y que espera nuevos campeones para engordar su palmarés.

Maratoniana jornada antes de la lucha por los títulos