Con la seguridad por encima de todo

El público tendrá que seguir unas estrictas medidas de seguridad durante la carrera | daniel alexandre
|

La seguridad de los participantes, pero también la de los espectadores, es una de las principales preocupaciones de la organización de cara al trigésimo tercera edición del Rally de Narón. De ahí que se hayan fortalecido los protocolos contra el Covid-19 para que la prueba pueda desarrollarse sin mayores complicaciones y que los asistentes puedan disfrutar de la carrera.


Así, una de las primeras medidas tomadas por la organización, tras una reunión que mantuvieron con representantes políticos y técnicos de seguridad, fue cancelar el tramo espectáculo que se iba a llevar a cabo esta noche por motivos sanitarios. La dificultad de garantizar las medidas de distanciamiento social en una especial que congrega a mucho público –ya se habían apuntado 700 espectadores para acudir– motivó una decisión que la organización lamentó profundamente.


Además, de cara a las ocho especiales de que consta la prueba, la dirección de carrera ha apostado por unos tramos que discurren por zonas despejadas que permita los espectadores ubicarse con comodidad sin tener que estar pegados a otros grupos de aficionados. Si a eso se une la petición de seguir las medidas habituales, el Rally de Naró espera poder desarrollarse con total normalidad mañana.

Con la seguridad por encima de todo