“Un domingo cualquiera”, el plan de Pepe Solla para los domingos de verano

El restaurante pontevedrés, que cuenta con una estrella Michelín, acogerá cada fin de semana “Un domingo cualquiera”, una especie de fiesta continuada que empezará antes de comer y terminará con la caída del sol| CEDIDA
|

Se acerca el verano y con él los planes gastronómicos se reinventan con nuevas propuestas. Es el caso de Casa Solla, que cumple 30 años y, en lugar de montar una celebración única, lo reparte a lo largo de los domingos de julio, agosto y septiembre. 


El restaurante pontevedrés, que cuenta con una estrella Michelín, acogerá cada fin de semana “Un domingo cualquiera”, una especie de fiesta continuada que empezará antes de comer y terminará con la caída del sol. Música en directo, comida y bebida en un escenario inigualable: el precioso jardín que rodea las instalaciones de uno de los templos de la gastronomía gallega y española.

“Se trata de pasar un día entero de fiesta en Casa Solla, un domingo especial, un plan distinto”, explica Pepe Solla, que aclara además que las comidas del domingo se pasan a la noche del jueves para seguir ofreciendo 10 servicios semanales. Y ahonda en la propuesta: “Se trata de llegar entre la una y las dos menos cuarto, y a lo largo de todo el día habrá un brunch informal. Serviremos un aperitivo para recibiros a primera hora, luego cosas más potentes, alguna barbacoa de carne… una comida muy informal tipo brunch bufé. Por supuesto, acompañado de bebida, mucha bebida, y de postres. A media tarde serviremos algo más para picar. Sobre las siete empieza la música en directo y a las ocho y media hay un último picoteo para que te vayas cenado a casa”, explica el cocinero.





La programación es sorpresa, no hay un cartel preestablecido. Habrá de todo, desde grupos consagrados hasta otros más desconocidos. Y tampoco hay plan B: si llueve, hay que cancelar –con devolución del dinero de la entrada–.

Las entradas, a 82€ por persona –bebidas aparte–, se pusieron a la venta el pasado lunes. Y en pocas horas ya se han agotado todas las reservas para los meses de julio, agosto y septiembre. Pero hay una segunda oportunidad: para cada domingo hay bloqueadas 8 entradas, que se pondrán a la venta el viernes anterior a través de su página web

“Un domingo cualquiera”, el plan de Pepe Solla para los domingos de verano