Juan Burgoa | “Todo impulso al Camino Inglés es muy positivo”

Burgoa, en Herrera | j. meis
|

En “De Ferrol a Compostela. El Camino Inglés y las rutas marítimas” –coeditado por la Central Librera, único punto de venta, y el Foro de Amigos de Ferrol–, el investigador Juan Burgoa aborda los aspectos más relevantes de la historia y el patrimonio de un itinerario que cada año gana peso y viajeros en el conjunto de las rutas xacobeas y, lo que para el autor de la guía es más importante, “tiene todavía mucho potencial a nivel turístico”.

Burgoa resalta el papel que juega en esta ruta la ciudad naval, toda vez que, recuerda, “para conseguir la compostela es el único punto de partida posible al cubrir una distancia de más de 100 kilómetros a pie”.

Sobre esa base, el investigador cree que el Camino Inglés está en una posición “muy buena” para seguir creciendo y, en ese sentido, destaca también que “por primera vez en la historia, habrá dos años santos seguidos”, una excepción que, considera, Ferrol “deberá aprovechar para promocionar esta ruta”.

Sobre su importancia histórica, Burgoa asegura que “la tiene toda”, pues, explica, “todos los peregrinos del norte de Europa entraban por este puerto, sobre todo desde la Reforma Protestante. Estamos hablando”, añade, “de un camino histórico de una importancia capital y de una antigüedad que se remonta a la época medieval, en un contexto donde las peregrinaciones tenían sus peligros, tanto por mar como por tierra”.

En esa línea, Burgoa incide en las potencialidades de este camino y destaca los avances en materia de infraestructuras como el albergue de peregrinos –que se localizará en la Casa do Mar–, una carencia “inexplicable” que ahora, “por fin”, está en vías de solucionarse. “Además, es un sitio ideal, estupendo”, afirma.

El autor del volumen, que incorpora unos mapas de Eroski –“los mejores que hay”, sostiene–, rechaza la visión de “turismo low cost” de las rutas xacobeas y apunta que “lo que se puede ahorrar en pernocta, se gasta después en otras cosas”. Valora las “diversas razones” por las que el peregrino hace la ruta –cultural, deportiva o religiosa– y que esa amplitud “es también un valor en sí mismo”. Por ello insiste en que, partiendo de que la señalización del cura Elías Valiña es muy acertada, “hay quien busca trayectos alternativos y me parece algo positivo porque yo pienso que se hace camino al andar, y esa es también su grandeza”. 

Juan Burgoa | “Todo impulso al Camino Inglés es muy positivo”