Los jóvenes preuniversitarios toman las aulas del Campus de Ferrol en el inicio de la ABAU

Imagen de la jornada de la ABAU en la Escuela Politécnica Superior en la mañana de ayer | daniel alexandre
|

Con los habituales nervios, repasos de última hora, comentarios sobre las pruebas a la salida de cada examen y sin incidencias destacadas transcurrió ayer la primera jornada de la prueba de Avaliación do Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU) en el Campus de Ferrol, donde hasta mañana se examinan un total de 769 estudiantes de veinte centros educativos de la comarca –otros 13 del IES de Ortigueira afrontan la cita en Viveiro–. Distribuidos en tres comisiones delegadas –con sedes en la Escuela Politécnica Superior de Esteiro (número 16); las facultades de Enfermería y Humanidades (comisión delegada número 17) y la Escuela Universitaria Politécnica de Serantes (18), los estudiantes recalaban en las nueve de la mañana en sus respectivos destinos para participar en la presentación previa al comienzo de los exámenes.


Con el correspondiente a la asignatura de Historia de España se daba, a las diez de la mañana, el pistoletazo de salida a la convocatoria. La Revolución Gloriosa, la reforma agraria liberal o el franquismo fueron algunas de las opciones entre las que los jóvenes pudieron elegir para mostrar sus conocimientos sobre la materia.


A continuación, llegó el turno para el de Lengua Castellana y Literatura, en el que un fragmento publicado por Cristina Manzano en el periódico El País, relacionado con el tema del uso y el reciclaje de los residuos plásticos, sirvió como base para los ejercicios planteados.


La actividad continuó por la tarde con las pruebas de Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales o Fundamentos da arte II; y el de Economía da empresa o Diseño. El calendario continuará hoy con nuevas materias en jornada de mañana y tarde para ya mañana, jueves, desarrollarse solo en jornada matinal.


Experiencia

La experiencia del pasado año, el primero marcado por la pandemia del coronavirus, favorece en esta ocasión la aplicación de los protocolos y normas que estudiantes y personal docente implicado en la conocida como selectividad han de cumplir en cada sesión con el fin de evitar el riesgo de contagios.


Tanto en la EPS como en la Facultad de Humanidades, la UDC instaló medidores de CO2 para realizar muestreos con el fin de controlar la calidad del aire.

Los jóvenes preuniversitarios toman las aulas del Campus de Ferrol en el inicio de la ABAU