Seis detenidos tras destapar un laboratorio multidroga en Meis

|

Seis personas han sido detenidas en el marco de la operación Aceifa, un operativo de la Policía Nacional que ha permitido desmantelar un laboratorio de preparación de múltiples sustancias estupefacientes situado en una vivienda de Meis (Pontevedra).


Dos de los detenidos han ingresado en prisión por orden del juzgado de instrucción número 2 de Cambados, que dirige esta investigación, mientras que las otras cuatro han quedado en libertad con cargos.


Esta operación, llevada a cabo por el grupo 2 de la unidad de droga y crimen organizado (Udyco), ha logrado desarticular una organización criminal encargada de la introducción, cultivo, preparación y posterior distribución de droga por toda Galicia.


Tras meses de investigación, los agentes realizaron las detenciones de los integrantes de esta organización el pasado 4 de junio, día en el que también se registró la vivienda en la que se ocultaba este laboratorio en el que se preparaba todo tipo de drogas.


En su interior fueron incautados más de 110 kilos de cogollos de marihuana, 1,5 kilos de cocaína, 1,5 kilos de heroína, dos kilos de hachís, 50 litros de licor de marihuana y casi un kilo de crack.


La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha destacado que resulta "especialmente relevante" la incautación de una sustancia "tan adictiva y peligrosa para la salud" como es el crack, una droga "muy poco frecuente" en Galicia.


Además, en el operativo también se han requisado 35 kilos de sustancia de corte, numerosa documentación, una prensa hidráulica, una mezcladora industrial, secadoras, balanzas de precisión, vehículos, teléfonos móviles y 480 euros en efectivo.


La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones.


Todos los detenidos, según el responsable de la investigación, el inspector José Abreu, son la provincia de Pontevedra salvo uno, que es un ciudadano de origen húngaro.


Cada uno de ellos "desempeñaba un rol" dentro de la organización, ha señalado el inspector de la Udyco, que "funcionaba en cadena", desde "parcelar" la droga o empaquetarla hasta distribuirla, bajo las órdenes de un "máximo responsable" que coordinaba todo el operativo.


Los investigadores además tienen "constancia" de que la organización tuvo plantaciones de marihuana, que ocultaban en naves industriales que alquilaban y abandonaban cuando la droga estaba lista para su distribución.


La capacidad económica de esta red era "muy importante", según Abreu, que ha apuntado que cada kilo de marihuana "lo venden a 1.500 euros" y se incautaron más de 110 y, entre otras sustancias, cada kilo de cocaína ronda los 35.000 euros en el mercado "y al por menor le sacas aún más rentabilidad".


El responsable policial ha señalado que a la unidad de droga y crimen organizado le hace "especial ilusión" haber retirado del mercado cerca de un kilo de crack porque es una sustancia "altamente adictiva y muy peligrosa para la salud". 

Seis detenidos tras destapar un laboratorio multidroga en Meis