Las noches en vela de los lucenses

|

EN Lugo, como en todas partes, hay insomnes nocturnos. Unos, por enfermedad; otros, porque en cuanto cae el sol se van de troula y después, de día, no pegan ojo; incluso alguno, por su condición de vampiro, que le obliga a ocultarse de la luz del sol y a vivir en la oscuridad. Pero los hay también porque tienen cerca la tapa de un registro. En la confluencia de las calles San Eufrasio y Carril dos Indios hay una que da la matraca con un “clonc clonc” que empezó el verano pasado y que en el silencio de la noche es terrible. En cuanto pasa un coche ya hay murga. ¿El Concello? Debe de estar para otras cosas, porque eso lo soluciona. una vista de lugo desde la muralla | aec

Las noches en vela de los lucenses