Un equipo muy limpio pero goleado

|

LA música de Gaby, Fofó y Miliki era un altavoz del heteropatriarcado machista: “Una niña fue a jugar, pero no pudo jugar porque tenía que limpiar, así limpiaba... que yo la vi”. “Niña” y “la”, no “niño” y “lo”. Los tiempos han cambiado y hasta en el fútbol, que siempre ha sido cosa de hombres, les toca a ellos pasar el mocho. Y los del Deportivo parece que no lo hacen mal, pues el Huesca los felicitó por haber dejado el vestuario impoluto. Está bien que Don Algodón o Mr. Proper se vistan de blanquiazul, pero si os parabéns fuesen por haber protagonizado una exhibición sobre el campo, la afición estaría más contenta. FOTO: el inmaculado vestuario del alcoraz | aec

Un equipo muy limpio pero goleado